Conservan tradiciones para adorar al Cristo de Mapethé

  • Prevalecen las leyendas en torno a la imagen venerada por los católicos
  • Devoción genera la llegada de miles de peregrinos para ver a la imagen

 EN EL CARDONAL

 Hugo Cardón

p22-mapethe 2A más de 470 años de la llegada del denominado Señor de Mapethé a la comunidad Santuario, en el municipio El Cardonal, dicha figura sigue siendo venerada por miles de feligreses católicos que acompañan a la imagen religiosa en las tres ceremonias más importantes realizadas entre marzo y abril de cada año.

Sobre el Cristo de Mapethé existe una serie de misterios y acontecimientos que enriquecen no sólo la cultura de una comunidad sino de toda una región y un grupo indígena cuyos descendientes aún adoran la imagen, también llamada el “Señor de Santa Teresa”.
Las leyendas, así como mitos generados a lo largo de estos cinco siglos permanecen vigentes a través de la tradición oral que pasa de generación en generación, aunque también es cierto que los habitantes más jóvenes desconocen algunas de las historias que contaban sus abuelos.

 

INFLUENCIAS. Aun cuando muchos desconocen el tema, la mezcla de la cultura indígena con la española está presente en cada uno de los ritos efectuados en honor al Señor de Mapethé, que además de ser una imagen religiosa es símbolo de unidad entre las comunidades indígenas.
De acuerdo con los cronistas e investigadores, el Cristo de Mapethé llegó a la actual comunidad de Santuario 24 años después de que cayó la ciudad de Tenochtitlán, luego de que el emperador Cuauhtémoc ya no pudo resistir la batalla contra invasores españoles.

Según la cronología de Enrique Rivas, en 1545 Alonso de Villaseca, entonces propietario de las minas “Plomo Pobre” (actual comunidad de Santuario) trajo el Cristo proveniente de España junto con la virgen de la “Purísima Concepción”, ubicada en la cabecera municipal de Cardonal.

Desde ese entonces fue venerado y adoptado como el santo patrono, no sólo de la comunidad de Santuario sino de toda la región del Valle del Mezquital, debido a que fue la primera imagen religiosa en esta zona.
Año con año, en vísperas del quinto viernes de Cuaresma, los vecinos de esta localidad se preparan para recibir a miles de peregrinos que acuden a visitar al Cristo de Mapethé a fin de agradecer favores recibidos y algunos otros para cumplir mandas.

LEYENDAS. Muchos son los rumores sobre la originalidad del actual Cristo que prevalecen en el templo de Santuario; Hortensia Ramírez, devota de la imagen, relató que desde que tiene conocimiento, sus padres y abuelos mencionaron que el Cristo original fue llevado a la ciudad de México.
En este contexto datos conservados como el denominado “Encuentro de los Pueblos”, mencionan que en 1615 debido al mal estado que guardaba la imagen, el arzobispo de México, Juan Pérez de la Cerca, ordenó enterrar el Cristo justo con el primer vecino que muriese.

Extrañamente durante cinco años nadie falleció, fue en mayo de 1621 cuando milagrosamente la imagen comenzó a renovarse, asimismo se asevera que sudó sangre, acciones milagrosas por la cuales el arzobispo ordenó su traslado a la capital del país.

La imagen fue motivo de lucha entre indígenas y la comitiva encargada de llevársela, el conflicto sucedió en julio de ese mismo año, pero no lograron impedir que se la llevaran y fue depositada en el Convento de Santa Teresa la Antigua, donde actualmente se le conoce como Señor de Santa Teresa.

 

FESTEJOS. Una de las fiestas más populares del municipio de Cardonal es la del Señor de Mapethé; sin embargo, son sus procesiones, conocidas como “La Bajada” y “Subida” del Señor de Santuario las que más feligreses congrega debido a las mandas que realizan.

Este año el santo patrono de Mapethé celebró su fiesta anual en marzo, donde fue sacado de su nicho para estar más cerca de sus devotos, al tiempo que fue preparado para una procesión nocturna donde estuvo acompañado de varias imágenes invitadas.

Sucesivo a la fiesta tradicional se prepara para lo que llaman “Bajada del Señor de Santuario”, recorrido desde la comunidad a la cabecera municipal donde visita a la Virgen de la Purísima Concepción, imagen con la que un día forjaron la historia religiosa más importante de la región.

En este año la primera procesión se llevó a cabo el 25 de marzo, donde realizó su tradicional recorrido y descansó en el sitio conocido como El Encino, ubicado al fondo de la barranca donde sus devotos conviven y comparten alimentos para posteriormente seguir su peregrinar hasta la cabecera municipal.
En este sitio se forjó una leyenda la cual señala que el encino seco que aún permanece en el lugar reverdecerá el día que la imagen original del señor de Mapethé regrese a su casa. La actual imagen que tiene la comunidad data de 1703, réplica enviada desde la ciudad de México.

En la parroquia de Cardonal el Cristo de Mapethé permanecerá por algunas semanas, para posteriormente regresar a su capilla, evento al que se conoce como la “Subida del señor de Santuario” y con la que concluye su festividad. Esta última procesión en este año se efectuará a mediados de abril.