Reaparece el pato

Alberto Witvrun

“Si grazna como pato, camina como pato y deja plumas de pato, tengo a derecho a pensar que es pato…”.

Diría en 1999 el desaparecido periodista Miguel Ángel Granados Chapa al referirse al cantante tulancinguense Francisco Xavier Berganza, al señalarlo como parte del complot instrumentado desde el gobierno estatal para impedir la creación de un bloque opositor para disputar al Partido Revolucionario Institucional (PRI) el gobierno de Hidalgo.

Granados Chapa al final fue candidato de la coalición de los partidos de la Revolución Democrática (PRD) y del Trabajo (PT), este último también fraccionado en ese proceso con la separación del grupo que encabezaba la exdiputada local Carolina Leyva Santillán, que se sumó a la postulación de Berganza Escorza por el Partido Acción Nacional (PAN).

Con el tiempo Berganza Escorza se consolidó como un consumado tránsfuga partidista, así recorrió el PAN, luego regresó al PRI, brincó a Convergencia hoy Movimiento Ciudadano (MC), y en los últimos meses se le vio cerca del gobernador de Puebla, Rafael Moreno Valle; ahora reaparece en Hidalgo anunciando la creación de un frente ciudadano.

Su aspiración disfrazada de elaborar una agenda ciudadana es convertirse en candidato independiente al gobierno del estado, alentado por el jefe del clan universitario, Gerardo Sosa Castelán, aunque en su discurso sostiene que busca alentar las candidaturas independientes; sin embargo, pocos le creen, ya sus principios y ética política está sumamente cuestionada.

Protagonista de varios escándalos legales, Francisco Xavier Berganza, que en los 80 tuviera su cenit artístico como cantante, reaparece en la arena política con un trasfondo oscuro queriendo aprovechar la creciente falta de credibilidad de la sociedad en los partidos y que obligan a sus dirigencias a tomar medidas extremas como sucede en el PRD, donde dimitió su dirigencia nacional. En fin regresó el pato.

 

Twitter: @Tlacuacherias