Ambulantaje, no es tema menor

Alberto WitvrunAlberto Witvrun

El comercio informal es ya “Tendón de Aquiles” para el gobierno municipal capitalino debido a intereses económicos y políticos que se mueven a su alrededor porque los esfuerzos anteriores no lo frenaron y hoy es jugoso negocio que empieza a extenderse por la disfrazada protección desde diferentes instancias gubernamentales a dirigentes de las organizaciones que lo “controlan”.

Secreto a voces es que “el Frankenstein del ambulantaje”, Oscar Pelcastre, a quien históricamente personajes del Partido Revolucionario Institucional (PRI) han utilizado para formar grupos de choque para inhibir acciones de opositores en procesos electorales tiene su pago con mayores espacios en el comercio de subsistencia lo que ha desatado ante la falta de un verdadero líder en una lucha sorda con otros pseudo dirigentes.

El ayuntamiento capitalino mantiene una lucha por remitir esta actividad a espacios adecuados para eliminar lo que el comercio establecido considera competencia desleal; sin embargo, se asegura que los dirigentes que “viven” de la necesidad de quienes no tienen un empleo formal reciben protección del mismo gobierno aunque de un área diferente a la que los combate.

La tarea es de la Dirección de Comercio y Abasto, a cargo de Isabel Barrera, que depende de la Secretaría de Servicios Municipales, cuyo titular es Levi Leines, pero hoy se asegura que la Federación de Organizaciones Independientes del Estado de Hidalgo (FOIDEH) recibe protección del secretario del ayuntamiento, Hugo Espinosa, es decir hay doble juego que aplica con otras organizaciones que explotan a ambulantes.

 

No se puede entender de otra forma si un par de afiliados a la organización de Oscar Pelcastre golpean a un inspector del ayuntamiento a plena luz del día frente al mercado Primero de Mayo y no se tiene conocimiento de que se haya iniciado un procedimiento legal por esa agresión, lo que genera dudas.

 

Twitter: @tlacuacherias