Truena bodega con combustible robado

 

-Generó explosión momentos de pánico e incertidumbre entre la población

-Respondieron a reporte diversos cuerpos de emergencia por la magnitud

MILES DE LITROS

 

Ángel Hernández

P3-ALMACENAl menos tres camionetas y más de 20 mil litros de gasolina quemados arrojó como saldo la explosión de un almacén de combustibles de presunta procedencia ilícita.

La bodega se encontraba en la localidad de La Guitarra, de Ciudad Cooperativa Cruz Azul, en Tula.

De acuerdo con reportes oficiales, el informe del estallido a elementos de Protección Civil (PC) Municipal se dio poco antes de las 23 horas del pasado jueves, por lo que para las 11 de la noche la emergencia ya era atendida.

Debido a las grandes dimensiones del hecho fue requerida la intervención de PC de Tlahuelilpan, así como personal de contraincendios de la cementera Cruz Azul, quienes junto con otras corporaciones controlaron las llamas mediante espuma especial y agua.

Junto con las camionetas y bidones llenos de hidrocarburos se encontró una manguera conectada a una toma clandestina localizada en una parcela aledaña al lugar de los hechos, pese a ello no hubo detenidos por el incidente.

El suceso provocó alarma entre la población, que en un primer momento relacionó el estallido con el par de ductos de Petróleos Mexicanos (Pemex) que atraviesa la localidad (de gas y gasolina respectivamente), e incluso por el temor de algo mayor optaron por autoevacuarse a zona segura antes de la llegada de las autoridades.

Los trabajos efectuados por distintos cuerpos de emergencia tardaron más de hora y media para controlar la emergencia, aunque desde el primer momento solicitaron a la población no entrar en pánico dado que, aunque intenso, el incendio ya era controlado.

Aunque el reporte oficial dio cuenta de 20 bidones consumidos por el fuego, informes de los propios rescatistas de PC señalaron que fueron más de 50 contenedores conflagrados, cada uno de mil litros.

Cabe destacar que, de acuerdo con vecinos de la zona, desde hace tiempo reportaban a Seguridad Pública Municipal actividades irregulares en el predio donde se suscitó la explosión, pero nada se hizo para atender dichas irregularidades.

El olor despedido por el hidrocarburo quemado causó molestias en la salud de pobladores.