Adaptación

Christian Gutiérrez

 Una triste realidad de esta vida es que no lo podemos tener todo ya sea física, moral o económicamente, siempre nos faltará algo para sentirnos complementados, pero esta no es una razón para dejar nuestros objetivos de ponernos en forma a un lado.

En las trincheras del gimnasio pasa muy a menudo que llega gente sin actitud de entrenar y se dedica a buscar defectos, tanto en el personal como en las instalaciones o el equipo de entrenamiento, en lugar de quejarnos es ahí donde tenemos que sacar la casta de campeón y adaptarnos a las circunstancias.

Nuestro recurso más valioso es nuestro tiempo y desafortunadamente pasamos más tiempo quejándonos que entrenando, o tal vez sean pretextos disfrazados, me ha tocado escuchar quejas como el no tener la marca de maquinaria que busca un cliente o las condiciones del clima no son las óptimas, la cantidad de mancuernas no es suficiente, incluso hasta por el estacionamiento he escuchado quejas, muchas veces por cuestiones ajenas a nosotros no podemos asistir al gimnasio que quisiéramos, ya sea por tiempo, distancia o situaciones económicas.

Tenemos que aprender a adaptarnos, a sobreponernos y entrenar con lo que tenemos, si nos dedicamos a buscar el gimnasio perfecto te aseguro que nunca lo encontraremos, todo está en la actitud con la que vallamos a entrenar, he visitado gran cantidad de gimnasios y siempre les faltará algún equipo o máquina para trabajar, cuando suceda esto usa tu creatividad para suplir o complementar tu rutina, también puedes pedir apoyo al entrenador en turno, él está capacitado y adaptado para trabajar con la cantidad de equipo en cuestión que tenga el gimnasio.

Con la tecnología de ahora podemos buscar un sinfín de rutinas alternativas en internet que te ayudarán a sustituir equipo o ejercicios de los cuales carezcas y recuerda que las excusas y pretextos no queman calorías.

 

      sinexcusas24@gmail.com