Confirma Sala Superior la distritación federal

-Respecto a nueva demarcación territorial de los 300 distritos electorales federales uninominales

TEPJF

Rosa Gabriela Porter

P4 TEPJFRatificó la Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) el acuerdo del Consejo General del Instituto Nacional Electoral (INE), respecto a la nueva demarcación territorial de los 300 distritos electorales federales uninominales en que se divide el país y sus respectivas cabeceras distritales.

Cuatro dirigencias nacionales de los Partidos de la Revolución Democrática (PRD), Acción Nacional (PAN), Verde Ecologista de México (PVEM) y Revolucionario Institucional (PRI), dos agrupaciones políticas en Sinaloa y Oaxaca, además de una ciudadana, acudieron a la Sala Superior para revocar el escenario de distritación federal, el cual ocuparán para la contienda federal del 2018.

Previo a la sesión, el pleno desechó el recurso de apelación del “sol azteca” en contra del acuerdo INE/CG59/2017 al carecer de elementos que establece el artículo 41 de la Ley General del Sistema de Medios de Impugnación en Materia Electoral.

Respecto al que interpuso el PRI, los magistrados de la Sala Superior determinaron que la autoridad administrativa electoral fue exhaustiva en el diseño y determinación de los distritos electorales y en el establecimiento de sus cabeceras con fundamento en los principios de certeza, legalidad, independencia, imparcialidad, máxima publicidad y objetividad.

Asimismo, coincidieron en que aplicaron los criterios constitucionales respecto al índice poblacional, servicios, tiempos de traslado y condiciones óptimas para la operatividad y logística.

En los recursos de apelación, las cúpulas pidieron la revocación del escenario de distritación, principalmente porque dejaron fuera la consulta de comunidades y pueblos indígenas, cambiaron las cabeceras distritales o no existe una compacidad municipal idónea.

Una vez que ratificaron este escenario, la Junta General Ejecutiva desarrollará las acciones administrativas conducentes para la oportuna integración, instalación y adecuado funcionamiento de los órganos distritales, así como sus cabeceras.