La pelota caliente de la educación sexual IV

Amira Corrales

Amira CorralesEn el seguimiento de las entregas anteriores, donde discutimos la importancia de la educación sexual desde la infancia, en la escuela y en la casa, por parte de docentes, madres y padres, y familia en general, hemos considerado algunas dudas para compartir esta tarde. La aflicción de muchas madres y padres de familia es darles a sus pequeñas y pequeños, más información de la que piden, por eso el consejo recomendado es que cuando pregunten, sólo contestarles la respuesta a esa pregunta, ya que nuestra mente adulta siempre camina más rápido. Recuerden que en la adultez, el pensamiento racional y operacional está en su apogeo, mientras que en la infancia no, por lo que las palabras deben ser claras, sencillas y directas. Si el niño pregunta: mamá, ¿cómo se llama esto? –señalando sus testículos- somos claros y sencillos: se llaman testículos. Y ¿por qué las niñas no los tienen? Porque ellas tienen vulva, tú como niño tienes testículos y pene. De hecho, parte de la educación sexual básica que debemos dar a niñas y niños en casa, es referente a nombrar correctamente las partes de su cuerpo, incluidos genitales y ano. Y eso se puede lograr sin atavismos, cuando por ejemplo, las y los estamos bañando: ahora hay que lavar la vulva, se hace ligeramente, el jabón se resbala por todo lo largo y no se mete en los labios menores –obviamente, mamá y papá deberán saber dónde se localizan-. Ahora el ano, es muy importante lavarlo bien, porque por ahí sale la popó y tiene bacterias. De suma importancia para evitar complicaciones con el prepucio del pene es enseñar a los varoncitos a bajarse y subirse su prepucio, sobre todo al lavárselo en el baño, procurando que esté libre siempre el glande o cabeza del pene, aunque con que el orificio urinario no se obstruya con el prepucio es suficiente. Si llegara a pegarse la piel del prepucio a una parte de la cabeza de pene, es impredecible llevarlo al médico o médica para que lo despegue con propiedad. Para concluir, la educación sexual comienza con el conocimiento del cuerpo.

 

Twitter: @AmiraCorrale