Rechaza Legislatura iniciativa panista para abatir al CCCEH

 

-Propuesta de Baños hacía hincapié en duplicación de varias funciones

-Defensa de los priistas fue férrea con la intención de no desaparecerlo

VA PARA ATRÁS

 

Jocelyn Andrade

p8-cccPese a que el Consejo Consultivo Ciudadano del Estado de Hidalgo (CCCEH) duplica funciones con la actual Unidad de Planeación y Prospectiva del gobierno estatal, diputados de la LXIII Legislatura desecharon en comisiones el exhorto que pretendía realizar el panista Luis Baños Gómez, al titular del Ejecutivo para desaparecer esa institución.

El objetivo era abrogar el decreto de creación del CCCEH, emitido por el exgobernador Miguel Ángel Osorio Chong, el 14 de febrero de 2006.

En su momento el CCCEH fue creado con el objeto de conocer y analizar políticas públicas que los tres niveles de gobierno propusieran para el desarrollo estatal, emitir opiniones y formular propuestas sobre aplicación de la política estatal de desarrollo integral, así como promover el diálogo entre sectores público, social y privado, entre otros.

Sin embargo, el pasado 15 de febrero el legislador del Partido Acción Nacional (PAN) ingresó un punto de acuerdo para exhortar al gobernador Omar Fayad a que el organismo desapareciera, pues dijo, el objeto para el que fue creado ya lo cumple la Unidad de Planeación y Prospectiva.

Al exponer su tema en tribuna, el pasado febrero, calificó de innecesaria la actuación de instancias intermediarias como lo es la ya mencionada, ya que “no es Consejo pues no aporta, no es consultivo pues no toma opinión pública y no es ciudadano al estar integrado por gente vinculada con el PRI”.

No obstante, la propuesta fue desechada en comisiones, pues los diputados del Partido Revolucionario Institucional (PRI) defendieron la existencia del organismo y argumentaron que la iniciativa va contra el esquema de participación de hidalguenses.

Actualmente el CCCEH ejerce un presupuesto, etiquetado en el Presupuesto de Egresos, por 14 millones 537 mil 31 pesos, de los cuales en su mayoría se destinan a gasto operativo; es decir, pago de nóminas y renta de oficinas.