Obvian recomendaciones con tal de ver el eclipse

 

– Exhortaron autoridades a población a tomar medidas preventivas para que evento no resultara perjudicial; personas utilizaron celulares y cámaras de vídeo para grabar

FENÓMENOS

 

Milton Cortés

p21-eclipseAmplia expectativa se vivió en torno al eclipse parcial de sol de este 21 de agosto en Pachuca y la zona metropolitana, aunque fue poco perceptible a simple vista obligó a personas de todos los ámbitos a salir a las calles para observar el fenómeno, pese a las advertencias de las autoridades.
Desde las 11:30 horas, decenas de personas salieron de sus espacios laborales, escuelas y viviendas para observar el fenómeno natural que ocurrió de manera discreta en la capital de Hidalgo.
Los gobiernos federal, estatal y municipal exhortaron a la población a tomar las medidas preventivas para que el evento no resultara perjudicial para la población; sin embargo,  las personas utilizaron teléfonos celulares y cámaras de vídeo para grabar el acontecimiento.
Algunos más instalaron telescopios semi-profesionales en calles de la ciudad, para que a cambio de una moneda de 10 pesos, otros, observaran de manera indirecta el eclipse, pese a que ésta resultaba la manera menos adecuada para un evento de esta naturaleza.
En las calles se pudo observar a quienes tomaron medidas más precisas para no ser afectados por el inusual acontecimiento, ya que se colocaron desde listones rojos hasta algunas hierbas en sus prendas de vestir.
Para muchos, el fenómeno pasó desapercibido por su poca claridad en la capital del estado de Hidalgo, para otros más resultó una alternativa para “recargar energía” como algunas personas que realizaban actividades deportivas en los parques y jardines  públicos.

Para los vendedores de ocasión, los lentes oscuros con leyendas del eclipse solar de 2017, no fue el mejor pretexto para llevarse más monedas al bolsillo, ya que esperaban que el medio día de este lunes luciera con menor cantidad de luz solar.

De igual forma, en el Museo el Rehilete se registró una nutrida asistencia de personas para observar por medio de métodos seguros, el fenómeno, que desde 1991 no se apreciaba en territorio hidalguense, al menos de forma parcial.