Impunidad y sociedad civil

David Colmenares

David Colmenares La corrupción es uno de los principales jinetes del apocalipsis que destruye las bases sociales de nuestro país, así como la relación de la sociedad con los gobiernos. Su costo social y económico es muy alto. Combatirla ha sido tarea de muchos años, sin embargo, parece que es una sanguijuela que se ha adherido a los usos y costumbres de nuestra sociedad. En la misma hay por lo menos dos actores, el que recibe los beneficios del soborno y el que soborna, esto es el que lo paga, seguro de que con el tiempo recuperara multiplicada su inversión.

En los casos en que ha habido castigo, la mayoría viene de denuncias, generalmente anónimas. Muchos de los ex funcionarios o gobernadores en la cárcel o en proceso, han sido detenidos debido al trabajo de las autoridades fiscales, ya sea por lavado de dinero, evasión fiscal o enriquecimiento inexplicable.

Resulta valioso el trabajo que realiza la UDLAP cuyo Rector es Luis Ernesto Derbez, sobre la impunidad en México, el primero en 2015, y el más reciente este año

El costo de la corrupción es correlativo con la impunidad. Incluso me castiga, pero poquito, siempre hay trucos legales para reducir el monto del daño o para esconder un aparte importante de lo robado.

En el informe 2015 de la UDLAP nos ubica en el segundo lugar de mayor impunidad en el Mundo.  Se trata todavía de un Informe que, solo abarca 69 países, 124 no aportaron información, pero en esta muestra México queda en el cuarto lugar del Índice. Pero en el Estudio de la UDLAP hay 65 países que hoy tienen menos impunidad que nosotros.

Desgraciadamente la historia de México está llena de muchos ejemplos de impunidad, que inclusiva ha hecho héroes a los corruptos del pasado.

 

Twitter: @davidcparamo