La generación terremoto

Andrés Torres Aguirre

Andres Torres AguirreEn medio de la tragedia que azota a buena parte del país, aún hay muchos mexicanos bien intencionados que sin pensarlo se volcaron a ayudar a los miles que sufren por el efecto de los sismos.

Hidalgo es la única entidad que sintió los efectos del terremoto del martes pasado y en donde, afortunadamente, no hubo ni desgracias personales ni daños cuantiosos a infraestructura pública o privada.

Sin embargo, los hidalguenses se han desbordado para ayudar a las zonas donde el temblor dejó una estela de destrucción y dolor.

Han pasado 32 años de aquellos terribles terremotos que destruyeron la capital del país, hoy una nueva generación de hidalguenses se organizó para llevar ayuda y algo de esperanza a nuestros hermanos en desgracia.

Pasadas las primeras 48 horas del sismo las circunstancias cambiaron radicalmente en la Ciudad de México, ya con los ánimos más tranquilos resurge la desconfianza de la sociedad civil hacia sus autoridades, el desengaño al manejo de información en los medios y la aplastante realidad empiezan a formar un efecto negativo.

Desafortunadamente, lo hemos visto en otros desastres naturales, la tragedia vivirá varias etapas, la de la solidaridad auténtica fue la primera, pero todo indica que será por un periodo corto.

Los partidos políticos y sus militantes, tan callados, tan inmóviles hasta hace poco, surgen discreta pero decididamente. Y es que este evento, si bien fortuito, es una oportunidad ideal para sacar raja electoral. Increíblemente en Los Pinos hay la decidida intención de rescatar la paupérrima imagen del presidente Peña Nieto, utilizando como herramienta publicitaria el terremoto del martes.

Sin embargo, aún en el perímetro de la onda expansiva de la tragedia, felicito una y mil veces a estos millones de mexicanos unidos, solidarios, comprometidos, preocupados por sus hermanos; abrazo a la nueva generación de los sismos.

 

  Twitter: @bamtorre

@vocales_radio