El abanico para 2018

Carlos Camacho

 

Carlos CamachoDe cara a las elecciones presidenciales de 2018 el abanico de opciones se amplía para los más de 70 millones de mexicanos que con su voto tendrán la oportunidad de marcar el rumbo del país, al menos durante los próximos seis años.

Así tenemos, desde ciudadanos sin partido, partidos con ciudadanos partidizados y aspirantes que con todo lo que pretendan no pueden quitarse la etiqueta del partido que representan, lo que podría ser adverso en sus pretensiones y aspiraciones, especialmente cuando el hartazgo ciudadano hacia políticos y partidos ha alcanzado niveles insospechados.

Por primera vez en la historia políticoelectoral de México el Instituto Nacional Electoral (INE) abrió la puerta a los candidatos “independientes” y, cumplido el plazo del registro de aspirantes, cerró el fin de semana pasado, con una lista en la que los únicos que no tienen etiqueta partidista son Emilio Álvarez Icaza, quien apenas se registró y renunció a continuar por esa senda, Edgar Portillo Figueroa, académico de la Universidad Autónoma del Estado de México.

Además de María de Jesús Patricio Martínez “Marichuy”, vocera del Congreso nacional Indígena e integrante del Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN), así como Pedro Ferris de Con, vinculado con los medios de comunicación.

Quienes se dicen ahora independientes, pero han militado en diversos partidos políticos, son el gobernador de Nuevo León, Jaime Rodríguez Calderón “Bronco”, Armando Ríos Piter, senador por el estado de Guerrero y la ahora expanista, Margarita Zavala Gómez del Campo, que ha ocupado cargos de elección popular por la vía plurinominal, al amparo del partido al que ahora ha abandonado.

A ellos se suman los candidatos de alianzas como la del Frente Ciudadano por México, que integran PRD, PAN y MC, Morena y PT y la hipotética alianza PRI, PVEM, PES y Panal.

 

  carlos_camacho2006@yahoo.com.mx