Al maestro con cariño

Carlos Camacho

Carlos CamachoCarlos Sevilla Solórzano dejó su cargo como director del diario de mayor circulación en la entidad: El Sol de Hidalgo, así se cierra un ciclo de más de tres décadas, en las que el maestro Sevilla ha forjado al menos tres generaciones de periodistas, varios de ellos en activo y con importante trayectoria, merced, en parte, a los conocimientos adquiridos de la amable y sapiente pluma de Don Carlos Sevilla, quien ahora dedicará su tiempo a tareas quizá igual de apasionadas, pero menos absorbentes, como el diarismo que ejerció durante 33 años, tan sólo en Pachuca.

Deja un importante legado y un hueco difícil de llenar y para ello la Organización Editorial Mexicana (OEM) dispuso de manera eventual que un grupo de reporteros del mismo Sol de Hidalgo lleven las riendas del que por años se ha convertido en referente de la lectura cotidiana, no sólo en la capital del estado, sino en otras regiones, donde también tiene importante presencia.

A juicio de quien esto escribe son Carlos Sevilla y Anselmo Estrada los dos referentes del periodismo escrito, que pueden catalogarse como maestros, pues han contribuido en gran medida al surgimiento de varias generaciones de reporteros, que pasaron por la redacción de El Sol de Hidalgo y por otros espacios, justo cuando las escuelas de periodismo no existían en nuestra entidad.

Hoy Francisco Hernández y un grupo de reporteros, todos ellos jóvenes, han tomado las riendas de El Sol de Hidalgo, hasta que la dirección de la OEM decida a quien coloca en el espacio que ocupó hasta la semana pasada Don Carlos Sevilla, luego de suplir al ya fallecido Fausto Marín Tamayo.

Quien haya seguido la trayectoria de Don Carlos Sevilla se quedará con las ganas de abrevar de sus conocimientos, pero sobre todo de disfrutar de sus textos, de obligada lectura.