Las alianzas

Andrés Torres Aguirre

Andres Torres AguirreLos partidos políticos en Hidalgo están esperando hasta el último momento para consolidar alianzas electorales, obedeciendo la instrucción de sus comités nacionales, que de igual forma están en el límite que marca el calendario para oficializar si se unen o no.

De cara al 2018 hoy los panistas hidalguenses se dividen entre la “independiente” Margarita Zavala o Ricardo Anaya. La vieja guardia “blanquiazul” choca, otra vez, con sus dirigentes que apoyan al novel Anaya.

En realidad Acción Nacional llega a la elección partido en dos si se trata del proceso para elegir candidato a la presidencia, pero partido en mil pedazos cuando hablan de candidaturas a diputados.

Los perredistas quedaron “tablas” con alianza o sin ella. Simplemente no tienen suficientes cuadros para cubrir con expectativas de triunfo los espacios, por lo que se competirá el año próximo. La única candidatura que podría estar apartada es un espacio plurinominal al senado y eso habrá que esperar a que se “manifieste” el profesor Guadarrama.

Nueva Alianza no tiene mucho de donde echar mano, ya que su fuerza magisterial desapareció luego del proceso renovador en la dirigencia del SNTE. Los profesores dividirán sus fuerzas entre PRD y Morena, pero insistirán en aliarse al PRI para evitar el riesgo de desaparecer.

El Partido Encuentro Social fue el gran huérfano de la determinación priista de hacer a José Antonio Meade su candidato a la presidencia. El PES a nivel estatal estaba perfilado a dos candidaturas: una al senado y otra a la diputación federal, pero ahora el escenario se complicó.

Por si fuera poco, su falta de pericia los llevó a cometer un  gravísimo error pues en el pánico de quedarse sin “padrino” amenazaron al sistema con irse con Morena si no les cumplían y esto fue tomado por el PRI como una traición.

El Partido Verde Ecologista de México “se durmió en sus laureles” hace mucho y en el nuevo contexto estatal que busca a toda costa eliminar las rémoras, simplemente no tiene militancia consolidada.

El exsecretario Cuauhtémoc Ochoa regresó a la escena estatal para darse cuenta de que sus aliados no hicieron más que rellenarse los bolsillos y olvidarse del trabajo partidista.

Finalmente, las alianzas electorales serán un tema que en el PRI se va a revisar desde lo más alto de su dirigencia estatal. Sin duda habrá acuerdos, pero bajo nuevos escenarios; elementos jóvenes, presupuestos limitados, supervisión y evaluación constante van a estar presentes en todo momento.

 

  Twitter: @bamtorre

@vocales_radio