Los desatinos de Yolanda Tellería

Carlos Camacho

 

Carlos Camacho El arranque de su administración llegó cargado de buenas intenciones, de grandes expectativas y generó en la ciudadanía la idea de que Pachuca sería otra ciudad, mejor gobernada, con honestidad, con rumbo y con decisiones que favorecerían a los habitantes de la capital hidalguense.

Pero, con el paso del tiempo, Yolanda Tellería Beltrán ha topado con pared y los errores de su gestión se han extendido hasta este mes, en que el más reciente desaguisado ocurrió el fin de semana pasado, cuando uno de sus principales detractores, Óscar Pelcastre Almanza, dirigente de la FOIDEH, pretendió acaparar espacios en los portales y calles del jardín Constitución, para instalar a sus representados con el pretexto de aprovechar la temporada decembrina y que sus comerciantes ofrecieran sus productos en plena vía pública, en deterioro de la economía de los comerciantes establecidos.

Su detención y remisión a la barandilla municipal parecía un triunfo de la alcaldesa, pues en cada acción del dirigente de la FOIDEH, salía mal parada la administración municipal. Se pensaba que ahora sí se aplicaría la ley contra el virulento dirigente de comerciantes ambulantes.

Pero no, un error legal permitió la salida de Pelcastre Almanza quien reviró y presentó una queja ante la CDHEH, en tanto que el hecho provocó una confrontación entre la alcaldesa y el síndico jurídico, Federico Carreño, a quien se pretendió responsabilizar de no continuar con la carpeta de investigación.

El empresario Carreño, molesto, respondió que la presidenta Yolanda Tellería “no sabe gobernar” y sostuvo que el área jurídica del ayuntamiento tampoco hizo lo conducente para continuar con el caso.

Los desatinos, la división al interior de la administración municipal y la intromisión de Daniel Ludlow Kuri, en las decisiones de su esposa Yolanda Tellería han convertido a Pachuca en un rehén de intereses políticos, al interior del PAN y en el mismo PRI, partido al que ha defendido Óscar Pelcastre en no pocas ocasiones, muy a su modo.

 

  carlos_camacho2006@yahoo.com.mx