Con ésta me despido

Aída Suárez

Aida SuarezQuiero agradecer con mucho afecto el espacio que me ofreció durante seis años, Luis Kaim, para escribir esta columna.

Son tiempos de cambios en muchos sentidos y es la oportunidad para comentar, compartir, opinar lo que acontece en los distintos ámbitos de la ciudad, el estado, el país el mundo.

Cambios que en 2018 se verán reflejados en las elecciones en cada rincón del país, porque se eligen desde al presidente como a gobernadores, diputados federales y estatales, y en algunos casos alcaldes.

Un año en el que está en juego nuevamente, la democracia, la credibilidad de las autoridades y el ejercicio de la democracia.

En años anteriores ya se tenían expectativas al respecto, y en este principio del 2018 se están concretando aunque no ha sido lo que esperaba la mayoría.

Y como siempre, claro está, en espera de que los partidos políticos aporten los mejores nombres y experiencias en sus candidatas y candidatos, de los colores que sean. Según se insiste, las personas votan por el nombre, por la persona, no por el partido. Veremos.

El proceso electoral ya empezó y es claro que habrá mucha participación de las entidades políticas y las instituciones que están encaminadas a que la ciudadanía cumpla con su derecho y obligación de votar, de elegir a sus gobernantes.

Y en el país ya están escritos tres nombres como precandidatos a la Presidencia de la República: Meade, Anaya y López Obrador, salvo que ocurran cambios y en verdad lleguen a ser candidatos.

La pelea, digo, la campaña estará ruda. Cada quien busca aportar lo mejor de sí y acabar con el otro o la otra. Por cierto, falta ver entre los independientes quién quedará, esto de acuerdo con los votos que consigan entre la ciudadanía. Falta mucho por ver.

 

Gracias, Luis Kaim. Gracias, Andrés Torres. Y gracias a usted por haberme leído.

Me despido.

 

Twitter: @AidaSuarezCh