Más allá del pacto fiscal

David Colmenares

David ColmenaresHay temas como el de la naturaleza de las participaciones, que poco se comprende, incluso hay quienes piensan que los estados recaudan los impuestos nacionales; sin embargo, no es así.

La coordinación fiscal tiene un comité de vigilancia y sus trabajos son transparentes y públicos y es perfectible por supuesto.

Yo estoy convencido de que tenemos que cambiar el pacto fiscal vigente desde hace 38 años, el mismo se agotó, cumplió las expectativas para evitar la doble tributación y hacer más eficiente la recaudación nacional, pero al ceder las entidades sus facultades impositivas más importantes, muchas de ellas cayeron en un estado de pereza fiscal. Un ejemplo negativo es lo que pasó con el impuesto a la tenencia.

En 2017 por tercer año consecutivo las participaciones terminaron con resultados positivos, esto es por encima de lo programado en alrededor de 36 mil millones de pesos, un promedio de un poco más de mil millones adicionales por entidad federativa, que se distribuyen de acuerdo con las formulas establecidas.

Fueron 5 por ciento mayores en términos reales, respecto a las pagadas en 2016, lo cual se debió a que la recaudación participable se incrementó 2.8 por ciento real, gracias al comportamiento del componente tributario, la suma del ISR y el IVA, que aumentó 11 por ciento en términos reales.

Todas las entidades tuvieron ingresos adicionales respecto al año anterior, excepto Chiapas, Aguascalientes, Tabasco y Campeche y con relación a lo programado sólo recibieron menos recursos en 2017, Tabasco y Campeche.

Adicionalmente es importante señalar que con las nuevas facultades que la Ley de Fiscalización y Rendición de Cuentas ha otorgado a la Auditoría Superior de la Federación, las facultades para auditar las participaciones, empezando por la revisión y aplicación de las fórmulas de distribución, tanto de la federación como cada una de las fórmulas estatales para los municipios.

 

 Twitter: @davidcparamo