Camacho-Sosa

Leonardo Herrera

Leonardo HerreraLas insistentes versiones señalan que fue el presidente del Patronato de la Universidad Autónoma del estado Gerardo Sosa Castelán quien llamó directamente al presidente municipal Raúl Camacho, para evitar la clausura del restaurante La garza que se encuentra en el pabellón universitario donde se venden bebidas alcohólicas a estudiantes durante más de 9 horas diarias, lo que viola el reglamento de funcionamiento de este tipo de establecimientos en Mineral de la Reforma.

Es normal y hasta común que en este municipio de la zona metropolitana, los comerciantes y dueños de establecimientos, principalmente bares hagan lo que les venga en gana, como vender alcohol a menores de edad, permitir la operación fuera de los horarios establecidos, que operan clandestinamente, con licencias vencidas y toda serie de irregularidades, es decir es un lugar donde la corrupción y complicidad impera, pero que ahora sea con la máxima casa de estudios con quien entre en este círculo es de llamar la atención.

Por principio de cuentas hay que señalar que, históricamente el jefe del clan universitario, durante años ha tenido intereses políticos en Mineral de la Reforma donde incluso llegaron a imponer candidatos a diputados, presidentes municipales y regidores ,de ahí que la mancuerna con la familia Camacho Baños tiene ya varias décadas e intereses.

Incluso cuando Damián Sosa Castelán militaba en el Partido Acción Nacional y la familia Camacho Baños decidió salir del Partido Revolucionario Institucional, establecieron alianzas electorales que provocaron agrias disputas electorales y hasta enfrentamientos. La alianza político-electoral llevo a seguir líneas de investigación de financiamiento entre ambos, es decir cuando los necesito el clan Sosa, los Camacho Baños apoyaron y cuando Raúl fue candidato a presidente municipal, vino el pago con el acarreo universitario.

Pero hoy la complicidad si tiene tintes muy graves e ilegales, porque de confirmarse la versión difundida por los propios trabajadores de la dirección de reglamentos y espectáculos del municipio, de que el Secretario General del municipio Pedro Celestino Pérez les dio la orden de dar marcha atrás en la clausura por la llamada que le hizo Sosa Castelán a Raúl Camacho, entonces podría dar pie a la intervención de autoridades estatales para acabar con un negocio lucrativo, pero ilegal, inmoral y poco legítimo.

 

De mi tintero….La reelección que busca la diputada local por el distrito de Tepeapulco ,Mayka Ortega Eguiluz, podría encontrar el rechazo de un electorado que además de decepcionado por su gestión, dicen que en dos años poco regreso a las comunidades donde pidió el voto y si lo hizo siempre estuvo cargada de soberbia y menosprecio a la población del lugar.