La otra cara tuza

Alberto Witvrun

Alberto WitvrunEn diciembre de 2016 fue iniciada la carpeta de investigación 1/2016/1246 por abuso sexual en contra  de un menor de seis años por el entrenador de fuerzas básicas del Club de Fútbol Pachuca, Luis A.S.B., los padres del afectado apenas tuvieron conocimiento acudieron a las autoridades, ante la detención del indiciado el Grupo Pachuca mantuvo silencio, ningún comentario salió de la boca de Jesús Martínez Patiño.

El proceso judicial, se dijo, estuvo lleno de irregularidades; el entrenador con el apoyo de sus patrones obtuvo libertad bajo caución, bajo el argumento de la juez que como fue despedido ya no representaba un peligro para los niños; mientras los afectados insistieron en que hubo tráfico de influencias, por tal motivo acudieron a la Comisión Interamericana de Derechos de Derechos Humanos que aceptó el caso.

El 15 de febrero se efectuará en los tribunales hidalguenses el juicio oral de la causa penal 33/2016, posteriormente vendrá la sentencia que se espera favorable para la familia del menor abusado; de suceder así será un fuerte golpe para el Imperio Tuzo, porque lo vuelve a poner “en el ojo del huracán”, ahora no sólo por los reportajes televisivos que cuestionan el origen de las grandes fortunas de Jesús Martínez Patiño y sus socios, sino porque el Grupo Pachuca nunca brindó apoyo al menor abusado ni a su familia.

Este caso lesiona aún más la imagen del Grupo Pachuca, porque se sabe que no fue un solo caso de abuso, aunque se desconoce si las familias de por lo menos otros tres menores también denunciaron ante las autoridades correspondientes, los abusos sexuales del entrenador de fuerzas básicas Luis A.S.B.; además se desconoce si el Grupo Pachuca adoptó medidas para calificar al personal que está a cargo de los menores y evitar que esto vuelva a repetirse.