Cuánto

Juan José Herrera

Juan José HerreraCuánto tiempo de vida le queda al poderío político, edificado desde hace décadas bajo el cobijo de la universidad, de Gerardo Sosa.

Es una pregunta cuya respuesta depende en mucho de los alcances de una inteligencia maquiavélica que ha sabido, sin duda alguna, echar raíces en distintos frentes para prevalecer.

No obstante, es evidente que dicha fortaleza, basada sobre todo en el aspecto económico que generan las empresas a merced del Patronato, tiene los días contados.

Por ello también es claro que el tema de la huelga en la UAEH posee tintes de presión, al más puro estilo de la rancia FEUH, para intentar devolver el certero golpe que significó el decreto de creación de un Órgano de Control Interno que transparente el uso de los recursos ¡públicos! que llegan a la autónoma de Hidalgo.

Al amparo de la figura que aún representa la rectoría, Gerardo Sosa pretendió mandar mensajes y hacer creer que el único responsable del paro orquestado desde el mismo Patronato, es el gobierno estatal, cuando ya hubo acercamiento y diálogo para exponer qué sí y qué no puede cubrirse con los actuales presupuestos.

Es cierto que en la UAEH existen importantes avances y que incluso aspira a convertirse, contagiada por los escenarios de escuelas primermundistas donde sí venden alcohol a sus alumnos, en una de las más sobresalientes del país, pero también habría que preguntarse si no estaría mucho mejor sin la batuta de Gerardo Sosa y si los procesos de elección de sus rectores no resultaran en meras imposiciones.

Calificado como un maestro en el arte de la simulación, hoy el escenario político para quien algún día aspiró a gobernar el estado desde el PRI dio un giro tan drástico que parece no haber marcha atrás ni solución.

Acorralado por sus propios excesos, hoy Sosa asiste, desde su contaminado trono, a la caída de su propio imperio.

¿Cuánto tiempo de vida le queda a ese presunto poderío político forjado al amparo de gobiernos omisos?

Quizá antes de que culmine este mismo sexenio encontremos la respuesta.

      Twitter: @juanjo_herrerap