Infundado el cierre de empresa, manifiestan los desempleados

-Extrabajadores consideraron que las lecturas de Semarnath no son correctas

-Pues de lo contrario padecerían cáncer y hasta ahora no hay ni un solo caso

CONTINÚA DEBATE

Ángel Hernández

Consideraron ahora exempleados de la carbonera Clarimex que la clausura a la empresa, ordenada por la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales de Hidalgo (Semarnath) y ejecutada por la Procuraduría Estatal para la Protección al Ambiente (Proespa), no estuvo bien fundamentada y por tanto puede ser declarada sin efecto.

Extrabajadores para tratar de evitar la clausura y quedarse sin ocupación dijeron que los procedimientos administrativos seguidos por la secretaría no fueron los correctos, además de acusar falsedad en resultados de los mismos.

Cabe recordar que antes de ordenar el cierre definitivo de la planta, Semarnath encontró elementos suficientes para cerrar la compañía tras visita técnica realizada por la Dirección de Normatividad Ambiental, en compañía de integrantes de los ayuntamientos de Tula y Atitalaquia.
Los análisis ambientales que fundaron el ordenamiento se realizaron del 22 de febrero al 12 de marzo pasados, con monitoreo de emisiones contaminantes.

Los estudios arrojaron la presencia de partículas menores a 10 micras (PM10) en un total de 273 registros, rebasaron 161 ocasiones el límite indicado en la Norma Oficial de Salud NOM-025-SSA1-2014, de 75 microgramos por metro cúbico.

Los otrora empleados descalificaron tales resultados con el argumento de que si fueran reales entonces ellos serían los primeros en padecer enfermedades cancerígenas, pero aseveraron que algunos laboran desde hace décadas sin que hasta ahora se presente caso alguno.

Indicaron que el carbón activado no produce perjuicios a la salud, por lo que pidieron ir más a fondo para aclarar el tema. El despido afectó a por lo menos 600 obreros.