Las cifras no bastan

Alberto Witvrun

Alberto WitvrunLa decisión del gobernador Omar Fayad Meneses que obliga a los secretarios a una política de puertas abiertas y de audiencia, se desprende del análisis realizado desde la Secretaría Ejecutiva de la Política Pública, que determinó que si bien hay resultados y se cumplen las metas es necesario que los funcionarios estén más cerca de la población y realicen un ejercicio que los acerque a la realidad del estado.

Para el titular, Israel Félix Soto, hacer política es una responsabilidad compartida de todos los que prestan sus servicios en la administración estatal y los secretarios deben poner mayor énfasis en ello, lo que permitirá darle mayor posicionamiento al gobierno y generar mediante la cercanía mayor confianza y certeza en las acciones gubernamentales, lo que no será fácil para algunos.

No se descartan ajustes de primer nivel porque hay secretarías que no ofrecen los resultados esperados y es directamente el gobernador quien debe atender problemas durante sus giras de trabajo y turnarlas a Félix Soto para darles una respuesta inmediata, por ello la orden precisa a todos los secretarios de programar la atención directa a la población.

Esta medida, que refleja sensibilidad política, también tendrá un efecto en los próximos procesos electorales porque las respuestas directas del gobierno lo provocan positivamente para el partido gobernante al mejorar la calificación ciudadana a la administración pública estatal, pero también pone a prueba a los secretarios, a quienes el gobernador les dio seis meses más su voto de confianza.

Este periodo algunos no lo superarán, por lo pronto está en la cuerda floja el secretario de Movilidad y Transporte, Rufino León Tovar, que tendrá que meter el acelerador a fondo para convencer de que su designación no cumplió con las expectativas para resolver la problemática del transporte en los centros urbanos de la entidad, particularmente la de la zona metropolitana de Pachuca.

 

  Twitter: @Tlacuacherias