Mitos sexuales

Amira Corrales

 Existen muchos mitos alrededor de la sexualidad, y es que desafortunadamente, sigue siendo un tema no discutido de forma pública, familiar o educativa. Lo poco que saben las y los jóvenes es del escaso contenido de temas sexuales en los libros de texto, o en otros materiales educativos, así como información de sus amigas y amigos que dicen tener “experiencia”, a quienes les dan alta confiabilidad. Muy poca participación tiene la familia en esta dinámica de la educación sexual, la cual se debe a dos motivos: o no les gusta hablar del tema, por ser incómodo, pudoroso o religioso; o quizá porque nada se sabe para compartir. Lo único que han aprendido es que la sexualidad sirve para aparearse y tener descendencia, y no siempre la han vivido de manera placentera, principalmente las mujeres, que fueron despojadas culturalmente de su cuerpo y goce sexual. De ahí la importancia de prepararnos, leer, buscar, investigar de fuentes confiables, serias y científicas, para que podamos educar a nuestras y nuestros jóvenes, hijos, hijas o educandos. Preguntas como: “¿es malo masturbarse diario?, ¿crecen los pechos o las caderas cuando se tienen relaciones sexuales?, ¿puede haber embarazo eyaculando afuera de la vagina?” son muy comunes en las sesiones que llego a tener con estudiantes de secundaria que se encuentran entre los 14 y 15 años. En un pequeño sondeo de un grupo de 90 estudiantes, sólo 30 levantaron la mano cuando les cuestioné si podían hacerles estas preguntas a sus madres y padres; digamos que para esta población (Almoloya), sólo una tercera parte de la juventud, tiene la confianza de preguntar a mamá o papá sobre estos delicados temas. Por cierto, la mayoría hombres. A las mujeres les cuesta más trabajo ya que se cree, que cuando presentan curiosidad, ya están teniendo coitos, lo cual está severamente sancionado en nuestra sociedad, no así para los varones. Por cierto: no es recomendable masturbarse en exceso, porque distorsiona el placer en pareja; los pechos y caderas no crecen con la vida sexual activa, sino con la grasa acumulada y la genética, y sí puede haber embarazo eyaculando afuera.