Oposición a la apertura de gasera; crece temor social

-Indicaron habitantes que las instalaciones no cumplen con los reglamentos

-Por lo que puede generar situaciones de riesgo para toda la población local

OBVIO MALESTAR

Ángel Hernández

Por constituir un riesgo inminente de explosión, pobladores de la comunidad de Michimaloya rechazaron la instalación de una gasera que se ubicaría a pie de carretera sobre la vía Tula-Michimaloya, a un costado del módulo de Seguridad Pública de la localidad.

Según los inconformes, encabezados por el delegado Víctor Hernández Sánchez, la estación de servicio no cumple con las medidas de seguridad requeridas para operar y temen que por la cernía a la zona urbana en alguna ocasión haya consecuencias que lamentar.

“La gasera se encuentra a unos 50 metros de salud, de la delegación, de escuelas, estamos en contra de que ahí se llenen tanques de gas, puede haber fugas, además del escape de partículas nocivas para la salud”.

Los lugareños exigieron una inspección de medidas de seguridad para fundamentar un dictamen que tenga validez, pero precisaron que quieren estar presentes cuando las autoridades lo realicen, porque ya les presentaron uno, pero de dudosa procedencia.

Los quejosos lamentaron que la Dirección de Protección Civil casi no ponga atención en estos aspectos, lo que conlleva un grave riesgo y condenaron que lo dejen a la suerte de la comunidad.

Ante este escenario aseguraron acudir a PC estatal, la cual dio un veredicto no favorable a la instalación y operación de la gasera en el predio pretendido.

Se tiene conocimiento de que la intención de los propietarios de la gasera era abrirla este fin de semana aunque se carecía de un dictamen que avalara la seguridad de sus instalaciones ni tampoco que estuvieran listas para operar.