Caso Rico, pérdidas

Alberto Witvrun

Ya sin la caja de resonancia que fue el noticiero estelar de Televisa, el caso de la firma constructora Sylma, S.A. de C.V., pasó a segundo plano en la cobertura periodística, aun cuando el jueves 17 se registró el desahogo de pruebas, donde la empresa insistió en un pago de daños por los efectos negativos que le causó la información en los mercados inmobiliarios.

El ciudadano Leonardo García Vázquez, de quien ya se especula no actuó solo, se probó con el tiempo que proporcionó información falsa a los medios de comunicación a partir de presentar imágenes que no correspondían al fraccionamiento Esmeralda, además de que el propietario legal de la vivienda que dijo habitar, recibió la indemnización por los daños que provocó una inusual tormenta.

Lo cierto es que la cobertura del noticiero estelar de la empresa televisiva durante una semana presentó una trama sobre tráfico de influencia y conflicto de interés en que involucraba a la familia Rico Moreno, lo que nunca se probó y posteriormente fue precisado directamente por la presidenta de la empresa, dejando en claro que los señalamientos carecían de veracidad.

Ahora al continuar el proceso, García Vázquez ha intentado victimizarse, pero ya no ha tenido la cobertura del noticiero donde se dijo que se llevaría a cabo hasta las últimas consecuencias; sin embargo, cuando la empresaria Silvia Rico Moreno ofreció una conferencia para aclarar punto por punto la serie de reportajes, no mereció ningún comentario y el tema fue olvidado.

Hasta ahora es un misterio qué motivó o porqué razones Leonardo García Vázquez montó toda la trama que hoy lo tiene legalmente contra la pared, porque la empresa no está peleando una indemnización, de acuerdo con sus abogados la campaña informativa generada por el acusado le provocó pérdidas; es decir, dejó de ganar esa millonaria cantidad, ahora hay que esperar el fallo de la jueza que conoce el caso.

 

Twitter: @Tlacuacherias