Cierre

Andrés Torres Aguirre

Arrecian los partidos políticos sus esfuerzos pues en menos de 20 días acaban las campañas y aquellos que no alcancen sus metas, simplemente estarán en la incertidumbre de la extinción.

Parece exagerado pero no lo es, ya que en el contexto nacional se gesta un cambio de gran calada que tendrá, según la entidad, consecuencias muy graves.

Los partidos emergentes o pequeños tendrán que luchar por sobrevivir si las votaciones no llegan al mínimo necesario para mantener su registro, al menos, a nivel estatal.

De cumplirse las predicciones sobre el resultado del proceso electoral, una recomposición de fuerzas dará inicio en cada estado y en Hidalgo, tendrá mayor impacto en partidos de nuevo cuño que no en el gobierno, donde el efecto sea cual sea el resultado es benéfico.

Lo que es un hecho, es que a partir de las próximas elecciones tendremos un nuevo escenario político cuyos actores no necesitarán de formas y códigos viejos para funcionar, de ahí que el cambio llegará a la raíz más profunda de un sistema esclerótico empecinado en mantener el control de todo. Este cambio, que ya tiene dos años en el gobierno del estado, va a expandirse a todas las actividades del servicio público, ganará terreno porque estas elecciones demostraran a los aferrados al poder que los ciclos se cumplen, los tiempos cambian y hay que adecuarse a ellos. Restan pocas semanas y no hay mucho que hacer en materia electoral, este re acomodo político traerá a la palestra nuevas personalidades y el proceso de renovación, adelantara un paso más.

 

 

Twitter: @bamtorre

@vocales_radio