Distancia

Juan José Herrera

A sólo unos días de que concluya la fase de proselitismo de quienes buscan algún cargo de representación popular también parecen aumentar los embates desde diversos frentes.

Como ya se sabe el asunto que más generó polémica en estos días fue la detención de una funcionaria ligada al llamado Grupo Universidad, quien luego de demostrar su inexperiencia en ámbitos electorales fue detenida con un vehículo en el que transportaba fuertes cantidades de dinero.

La ilógica y rápida “explicación” por parte de directivos universitarios rompió en primera instancia con cuestiones legales que los abogados de esta y cualquier casa de estudios bien podrían calificar como auténticos gazapos.

Porque al “precisar” el manejo de dichos recursos, por alrededor de 1 millón 400 mil pesos, quedó en evidencia que entonces la UAEH realiza contrataciones de trabajadores para las obras que desarrolla sin cumplir siquiera con los mínimos lineamientos.

Se sabe que este tipo de ejecuciones, al efectuarse con montos federales y etiquetados, deben realizarse a través de empresas contratistas, quienes a su vez ponen a disposición el personal debido y que en todo caso los pagos deben realizarse por esa misma vía, mediante transferencias bancarias.

Exponer a una mujer no sólo al riesgo de ser señalada por delitos electorales, como es muy posible que ocurra, sino además a un peligro latente de asalto demuestra también el valor que dicho grupo da a la vida de sus propios trabajadores.

Por el video que circuló hace apenas unas horas, relativo al mismo caso, pero desde otra perspectiva, queda claro que había la urgencia de esconder a como diera lugar aquello que se transportaba hacia la región de Tulancingo y la Otomí-Tepehua.

La relación del referido círculo universitario con el partido de Andrés Manuel López Obrador es innegable y así lo exhiben las recientes visitas que el hijo del candidato a la Presidencia de la República ha realizado a las instalaciones de la máxima casa de estudios, sin transparentarse aún con qué fines, pero también es un hecho que ya empezó a desgastarse por este tipo de escándalos y filtraciones, desde la propia cúpula universitaria.

¿Conviene de verdad a Morena continuar ligado a grupúsculos, no sólo en Hidalgo sino en el país, donde prevalece la opacidad en el manejo de recursos públicos? ¿No repite hasta el cansancio AMLO que su lucha primordial será contra la corrupción? La distancia del plato a la boca es, sin duda, abismal.

 

      Twitter: @juanjo_herrerap