Establece bases Hidalgo para el refinanciamiento

-Mejorará el pago de su deuda pública para atender todos los pendientes

-Con ello también subirán las calificaciones que permitan más inversiones

ANTE INSTITUCIONES

Jocelyn Andrade

Refinanciará Hidalgo su deuda pública, luego de la aprobación de la Ley de Deuda Pública, con la finalidad de disminuirla y mejorar las calificaciones de la entidad, adelantó la titular de la Secretaría de Finanzas Públicas, Jessica Blancas Hidalgo.

Recordó que actualmente Hidalgo cuenta con cinco créditos activos con diferentes instituciones financieras, los cuales pretende reconfigurar con la finalidad de pagar menos intereses, por lo cual esta nueva ley dará a la entidad oportunidad de consolidar sus cuentas y finanzas, para bajar la deuda estatal.

Lo anterior dará la oportunidad a que las calificadoras mantengan o eleven sus expectativas hacia Hidalgo y con ello consolidarse como una de las entidades con mejor manejo de sus finanzas públicas.

Sobre la deuda que se adquirió a finales de 2017, la funcionaria señaló que ese préstamo fue adquirido para urbanizar el terreno donde se instalará la empresa Grupo Modelo, en el municipio de Apan, el cual ya se pagó pues sólo fue un préstamo puente en lo que bajaban los recursos federales, con los cuales se liquidó el pendiente.

Aseveró que el hecho de solicitar un empréstito para gastos de operación, como el pago de nóminas, energía eléctrica o agua potable no es conveniente; sin embargo, hacerlo para generar más empleos y apoyar al desarrollo económico de la entidad sí es aceptable.

En cuanto a la ley aprobada este martes con 24 votos a favor y cuatro abstenciones, establece las bases a las que se sujetarán los entes públicos del estado para contratación de financiamientos.

Asimismo, en materia de afectación de derechos, ingresos y en general de cualquier activo del que puedan disponer los entes públicos, la ley regula no sólo su afectación como fuente o garantía de pago de deuda pública, sino también de Alianzas Productivas de Inversión, que no son obligaciones constitutivas de deuda pública.

También reconoce la posibilidad de contratación de uno o varios financiamientos cuyos recursos sean destinados a liquidar total o parcialmente uno o más financiamientos previamente contratados, así como la posibilidad de reestructuraciones consistentes en la celebración de actos jurídicos que tengan por objeto modificar las condiciones originalmente pactadas.