Las tres independencias

Amira Corrales
Una pareja de jóvenes, muy a su pesar, se acercó a una consejera juvenil -por condición de sus padres, para apoyarlos- debido a que deseaban unirse, vivir juntos y tener bebés lo más pronto posible. Ambos contaban con 19 años, él se encontraba estudiante ingeniería en sistemas, ella, trabajaba elaborando pastes. Se habían conocido tres meses antes, en una fiesta, y desde que se vieron, se enamoraron. Desde ahí, no se habían separado en sus ratos libres, ambos había ido a sus respectivas casas: él vivía con su mamá en la ciudad, ella, quien vivía en la ciudad sola en una casa de huéspedes, lo llevó a conocer a sus papás al rancho. La que puso el grito en el cielo, fue la mamá de él, quien por su experiencia como madre soltera, le pidió que fueran con la consejera -una enfermera que era su vecina-. Por complacer a su madre, acudieron a la casa de la enfermera. Esto fue lo que les dijo: ¡Oh, qué bien, un par de enamorados! Es increíble que se hayan encontrado y enamorado, sobre todo en tres meses. Voy a tener que hablarles un poco duro, quizá, sacándolos de su esfera de cristal que han construido, donde parece que el amor lo resolverá todo. Lo que ustedes están experimentando en este momento, es una reacción química que altera su cerebro, es lo que llamamos “estar enamorados”, pero aún no es amor. El amor se construye con el conocimiento de la otra persona, el cual se logra mejor, con la convivencia, con la cotidianidad, con la intimidad. Esto requiere tiempo. También para formar una pareja duradera, es indispensable tener tres independencias: la independencia emocional, es decir, que cada uno se ame y respete lo suficiente para generar amor a sus semejantes, incluida su pareja; independencia económica, debido a que ninguno de los dos puede estar seguro en su empleo, o en su vida, o en caso de una separación; y por último independencia familiar. No se pueden unir en pareja, para construir una familia, sino tienen su propia casa, sus muebles y la cabeza de su hogar.

 

 

Twitter: @AmiraCorrales