Cuentan adultos mayores con atención especializada

-A través de organismo CAPA, pero requiere del respaldo económico

-Pues las necesidades son crecientes y familiares no tienen el recurso

GENUINAS ACCIONES

Ángel Pacheco

Ocupan en la actualidad los adultos mayores un espacio importante en la totalidad de población y el número va en aumento, pero es necesario contar con espacios donde los cuiden y atiendan de verdad y no sólo un sitio donde ir a abandonarlos, así lo expuso Norma Barrera Jiménez, fundadora del Centro de Atención Para el Anciano (CAPA) de Tulancingo.

Con Licenciatura en Enfermería y especialidad en Cuidados del Adulto Mayor, trabaja con integrantes del sector, no sólo ancianos sino con discapacidad o demasiado longevos.

“Los adultos requieren medicamentos, consultas especializadas, atenciones específicas, suplementos alimenticios, además de sitios adecuados que en ocasiones no tienen en sus hogares”.

Norma Barrera recordó que este espacio fue fundado hace 18 años en compañía de Rafael Flores, debido a que ambos compartían el cuidado de sus respectivos abuelos, que necesitaban atención especializada.

Detalló que se atienden adultos mayores de 60 años en adelante o personas que presenten envejecimiento prematuro.

Subrayó que los adultos mayores y sobre todo los que son muy grandes o tienen alguna discapacidad necesitan atención especializada, que en ocasiones la familia no puede darles.

“En 18 años hemos apoyado a 600 familias, actualmente sólo contamos con 34 ancianos y 15 o 20 en lista de espera para ser atendidos”, reconoció Rafael Flores, administrador y representante legal de CAPA.

Ambos encargados del espacio admitieron que existen pocos sitios como CAPA para atención necesaria de adultos mayores, situación que pretenden cambiar.

Por lo que ofrecen servicios de residencia permanente, además de guardería; es decir, que los adultos pueden ser llevados durante el día y retirados por la tarde y también el servicio de atención extrahospitalaria.

Indicó que durante estos años han buscado en diversas ocasiones apoyos gubernamentales para sobrellevar los gastos, ya que los familiares otorgan una cuota mínima para la atención.

“El pago mínimo en la región es de 7 mil 500 pesos por adulto mayor; sin embargo, depende de la zona del país, porque un servicio similar al de CAPA en Querétaro; por ejemplo, o en la Ciudad de México, ronda entre 25 y 30 mil pesos de manera mensual”, detalló Flores.

Por su parte Barrera Jiménez lamentó que para los gobiernos el sector del adulto mayor no sea tan importante pues se han quedado con la gestión una y otra vez de un espacio de al menos mil 500 metros para 50 adultos mayores, como marca la ley, y no lograron consolidarlo.

Cabe decir que actualmente en las administraciones locales cuentan con espacios de atención para adultos mayores de manera autosuficiente, en Santiago Tulantepec cuentan con 90, coordinados en actividades por el Sistema DIF.

Cuautepec cuenta también con una Casa Club donde atienden a adultos mayores de diversas comunidades, ofertando talleres y actividades lúdicas a 70 afiliados de manera permanente.

Tulancingo tiene una Casa Club y 170 miembros, de manera permanente; no obstante, en estos casos todos los adultos pueden moverse y realizar actividades individualmente.

En el caso de Tulancingo durante 2018 fueron registrados tres adultos mayores canalizados a Casa de la Tercera Edad en Pachuca, pues no tienen familiares; cuatro adultos mayores atendidos por maltrato de familiares, descuido y abandono.

Durante 2017 de manera mensual se atendieron de dos a tres reportes, que sumaron 20 casos de abandono, maltrato y descuido por parte de familiares, reportes hechos por vecinos, lo cual derivó en visitas domiciliarias, haciendo patente que los hijos están obligados a atenderlos.

Con base en cifras del Instituto Nacional de Personas Adultas Mayores, tres de cada cinco ancianos sufren violencia dentro de la familia. Además de que 82 por cierto vive en pobreza; es decir, ocho de cada 10 no tienen medios para cubrir sus necesidades.

Además las proyecciones del Consejo Nacional de Población prevén que para 2050 habrá 150.8 millones de mexicanos con una esperanza de vida promedio de 79 años.

Estas cifras invitan a replantear la importancia del cuidado de los adultos mayores y la necesidad de que las autoridades garanticen su acceso a servicios adecuados de salud, no sólo en Tulancingo sino en todo el país, concluyó Norma Barrera.