Revisión

Andrés Torres Aguirre

Todavía el ambiente político en Hidalgo está muy agitado, resultado de las elecciones de la semana pasada.

Aunque muchos se digan expertos y adivinos, nadie esperaba un resultado aplastante por parte de los candidatos de Morena, principalmente en Hidalgo.

Por tal razón vendrá un reacomodo al interior del gobierno del estado que incluye también al PRI.

Paralelamente a que están por cumplirse dos años de la actual administración, ya hay señales claras de la estrategia del gobierno estatal respecto a la ruta política para los próximos años. Una conjunción con el gobierno del nuevo presidente, trato directo, sin bisagras locales es lo que claramente dijo en su mensaje el mandatario Omar Fayad luego de las elecciones del domingo 1 de julio.

Este mensaje, para el que lo quiera entender, deja muy claro que si bien la circunstancia electoral no le fue favorable al PRI, esto nada tiene que ver con el gobierno, ya que todos los ungidos tendrán que responder al mismo propósito, el bienestar la de la población, nunca los intereses un grupo o institución.

Hay otras trincheras donde habrá cambios a nivel estatal, se habla de relevos en las secretarías con miras a fortalecer el trabajo conseguido hasta hoy y sobre todo, colocar perfiles que reditúen dividendos políticos.

Las políticas de información y comunicación se van a modificar para hacerlas eficientes y eficaces, la curva de aprendizaje concluyó y desde ahora hay metas bien establecidas no sólo en objetivos sino en tiempos. Los cambios recientes en áreas relacionadas son la prueba de esto.

El fin de semana pasada hubo reuniones de alto nivel en Palacio de Gobierno, se revisan los resultados, analizan la actuación de los responsables, cada detalle cuenta y por ello se anuncian modificaciones a diferentes niveles, aunque no se sabe si serán paulatinas o en bloque.

En otro frente hay reuniones para establecer puentes y construir alianzas que den equilibrio político para los próximos meses, muchos exaltados ya predicen un futuro totalmente cargado hacia una dirección. Pudieran llegar esos escenarios si la cúpula política de Hidalgo se cruza de brazos y no hace nada. Honestamente, no lo creo. Es más, podría asegurar que ya hay mucha gente involucrada en el tema y que los equilibrios van a conseguirse mucho más fácil de lo que parece.

 

  Twitter: @bamtorre

@vocales_radio