Analiza Semot obligada regularización de bases

-Confirmó Guevara análisis conjunto que implicaría sanciones más severas

-Son demasiadas complicaciones que generan choferes en varios puntos

BIENESTAR GENERAL

Alberto Quintana

Serán regularizadas las zonas de ascenso, descenso y bases del transporte público de Pachuca y su zona conurbada, adelantó el titular de la Secretaría de Transporte y Movilidad (Semot), José Luis Guevara Muñoz.

Actualmente se realiza un análisis para verificar cuáles de los paraderos y bases están plenamente autorizados por autoridades del ramo y la Secretaría de Seguridad Pública Municipal de Pachuca y Mineral de la Reforma.

Hay una coordinación con ayuntamientos para que no operen paraderos y bases sin autorización, pues en algunos puntos las unidades generan molestias a población y mayor tránsito vial.

Subrayó que se regularizará esta situación, al representar un problema social generado desde hace varios años en la zona metropolitana.

“La recomendación del gobernador Omar Fayad es regularizar al transporte público en todas sus dimensiones y otorgar un servicio de calidad a los usuarios”.

Añadió que algunas zonas de ascenso y descenso actualmente son utilizadas como bases para taxis metropolitanos, que en ocasiones generan problemas a la circulación.

Sobre todo en los hospitales como el General de Pachuca, clínica del ISSSTE, Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), Hospital del Niño DIF y los diversos centros comerciales.

“Cuando se hacen operativos de manera coordinada en diversas zonas de la ciudad, los trabajadores del servicio público respetan por algunos días las indicaciones, pero luego regresan a sus actividades normales, como sucede en puntos como Central de Autobuses y Central de Abasto”.

Otro de los problemas que enfrentan los trabajadores del volante es que son sancionados por autoridades de Seguridad Pública Municipal por realizar ascensos y descensos en lugares prohibidos y hacen base en zonas prohibidas.

El análisis que se realiza de forma conjunta es para establecer un orden en el transporte público de la zona metropolitana, para determinar cuántas unidades deben estar como máximo en los paraderos y las zonas de ascenso.

“Estas acciones son en beneficio de la propia población, así como de los trabajadores del volante, para que no se quejen luego de las multas aplicadas por no respetar indicaciones”.