Inicia Legislatura con su entrega-recepción

-Anticipó Pérez las labores de diputados salientes en el Congreso local

-Con el fin de que los entrantes comiencen trabajos, luego de registrarse

VOLUNTAD POLÍTICA

Jocelyn Andrade

Inició la LXIII Legislatura el proceso de entrega, para tener todo listo para el 30 y 31 de agosto en que se realizarán los registros de nuevos diputados y comenzar con la recepción, reveló la presidenta de la Junta de Gobierno del congreso local, María Luisa Pérez Perusquía.

Comentó que los dos últimos días del mes se llamará a los diputados electos para que realicen su registro y de ahí comenzarán las actividades para la entrega-recepción, previo a la sesión instaladora que será entre el 3 y 4 de septiembre.

Señaló que los tiempos para la entrega-recepción ya están marcados en la ley, por lo cual desde hace varios días se trabaja en los formatos y se instaló un comité interno, además debe nombrarse a un responsable de todo el proceso.

En cuanto al presupuesto, dijo, está etiquetado por mes, por lo cual sólo les corresponde ejercer hasta agosto y a partir de septiembre será la LXIV Legislatura la que realice el gasto.

Por lo anterior este año será una cuenta pública compartida, la LXIII Legislatura comprobará gastos y el recurso ejercido hasta el octavo mes y a partir del noveno corresponderá a los nuevos diputados que entrarán en funciones en septiembre.

Enfatizó que por parte de la actual Legislatura ya se encuentran en el llenado de todos los formatos, sólo en espera de realizar la entrega a los nuevos responsables del Poder Legislativo.

Cabe mencionar que los actuales diputados sólo duraron en el encargo dos años, por los ajustes a los calendarios electorales, para empatar las elecciones locales con las federales.

A esta Legislatura se le atribuye la construcción del Sistema Estatal Anticorrupción, la cual consistió en una serie de reformas y presentación de nuevas leyes para combatir la corrupción y también será recordada por el cambio político que se vivió al interior de la misma, cuando al menos seis diputados renunciaron a sus respectivas bancadas para conformar el grupo legislativo de Morena, el cual hasta el momento no fue aceptado como tal y continúa sólo la representación partidaria.