A cuidar, como nunca, sus prerrogativas, establece PRI

-De conformidad con montos que ahora recibirá tras reciente derrota en julio

-Tendrá que apretarse el cinturón y generar ahorros para su operatividad

ELIMINAR GASTOS

Rosa Gabriela Porter

Procurará el Revolucionario Institucional (PRI) las prerrogativas mensuales que recibirán en 2019, pues ahora padece ciertos problemas financieros como pago de multas o la reducción de financiamiento público por los malos resultados electorales del pasado 1 de julio; de acuerdo con el representante priista ante el órgano electoral, José Manuel Escalante Martínez, valorarían la eliminación de ciertos gastos operativos como medidas de ahorro.

Por irregularidades en el ejercicio del financiamiento público, tanto ordinario como de campañas, de los años 2015, 2016 y ahora con el proceso comicial 2018, el “tricolor” sumó multas y remanentes por un total de 29 millones 398 mil 531.99  pesos.

El Comité Directivo Estatal ya liquidó ante el órgano electoral los 14 millones 96 mil 864.19 pesos de reintegros, dinero público que recibió durante la campaña de 2016 pero que no utilizó y tenía que devolver a la tesorería hidalguense, mientras que por sanciones de fiscalización, el PRI solventó 355 mil 850.88 pesos respecto a la contienda de ayuntamientos, así como 603 mil 164.42 pesos, relativos a gobernador y diputados locales.

Es decir, que tras los descuentos mensuales en su financiamiento, el PRI tiene pendientes por más de 14 millones pesos, pues también contemplará los 322 mil 164.39 pesos de multas por anomalías en el reciente proceso electoral de legisladores locales.

Otro aspecto a destacar es que el PRI redujo su porcentaje de votación, del 31.61 por ciento (%) al 19.66%, por tanto disminuirán las prerrogativas para 2019.

“Efectivamente en el financiamiento debemos ser cuidadosos, porque todos los partidos políticos enfrentamos el tema de las multas, obviamente te merma la capacidad de operación y al no haber elecciones pues el financiamiento se reduce, tendremos que suprimir algunos gastos en la operación de modo que podamos hacer más, con menos recurso económico”.