Entre recordatorios… de sesión pasada, inicia la labor legislativa

-Destacaron llamados de bancadas y coincidencias para ver por la ciudadanía

-Justo dejar atrás los altercados y tender puentes necesarios para lograr acuerdo

TRAS LOS RETRASOS

Jocelyn Andrade

Tras más de una semana de retraso en el inicio del periodo ordinario de sesiones de la LXIV Legislatura, todas las fuerzas políticas representadas, a excepción del PRD y PES, que no participaron, coincidieron en que el trabajo por los hidalguenses debe estar por encima de intereses políticos, al brindar posicionamientos durante la primera sesión ordinaria del periodo.

Tradicionalmente en la primera sesión de un nuevo Congreso las diferentes bancadas ofrecen posicionamientos respecto al trabajo que pretenden desempeñar; sin embargo, en esta ocasión la mayoría de bancadas se refirió al conflicto que aún prevalece entre las dos principales bancadas: Morena y PRI, por la presidencia del primer año en la Junta de Gobierno.

Asael Hernández Cerón, coordinador de la fracción “blanquiazul”, enfatizó que fue evidente el triunfo de Morena el pasado 1 de julio, pero exhortó a tender puentes de diálogo para lograr acuerdos y evitar “agandalles” como el de la mesa directiva de septiembre, pues recordó que aunque el “tricolor” fue hegemonía por 63 Legislaturas, nunca hubo una mesa de un solo color partidista.

Aseveró que con esas acciones no lograrán la legitimidad para impulsar el cambio comprometido a través de varios años, por ello pidió que sean garantes de la transformación que México exige.

Marcelino Carbajal Oliver, representante del Panal, señaló que no serán comparsa de ningún partido, ni subordinados de nadie y que su agenda estará enfocada a la educación.

Miguel Ángel Peña, del PT, puntualizó que estarán del lado de quienes tengan el propósito de convertir al Congreso en el espacio donde predomine la voz del pueblo, sin recibir órdenes de cúpulas.

En su turno, Tatiana Ángeles, de Morena, solicitó al PRI no enfrascarse en una batalla y entender que ya no domina el Congreso, pues de lo contrario podría costarle la derrota absoluta en próximos comicios.

Finalmente Adela Pérez, del PRI, subrayó que su partido no cometerá el error de estar en contra de todo y a favor de nada, por ello como segunda fuerza del Congreso levantará la voz cuando sea necesario y apoyará propuestas a favor de la ciudadanía.