Estrés laboral: epidemia global  

PERJUICIOS El jefe de Prestaciones Médicas del IMSS en Hidalgo, el doctor Jesús Ángel Quintero Ramírez, señaló que “las enfermedades visuales se ubican en el segundo lugar de la lista, seguido por lesiones corporales y se debe a que las personas están sentados un gran lapso de tiempo,  afectando principalmente espalda, cuello, hombros y cintura”

Redacción

Aparece el estrés laboral como un severo problema a nivel social y organizacional.

Con base en datos de la Secretaría de Trabajo y Previsión Social (STPS), cerca del 40 por cientos (%) de los trabajadores mexicanos sufren estrés laboral: en el país aproximadamente21.6 millones de personas conviven con las consecuencias de este particular tipo de estrés.

Puede ser que este mal suba posiciones en las economías emergentes, que parecen exigir un esfuerzo extra a sus trabajadores; paradójicamente, las importantes pérdidas económicas son debido al mayor ausentismo y a la bajada de la productividad que el estrés causa.

“El estrés se deriva de entornos organizacionales inadecuados, donde el trabajador está sometido a una gran presión, lo que hace que se presenten desequilibrios de orden emocional y busquen salida para tratar de sacar esta presión”, refiere la STPS.

IMSS.  La cifra de problemas de salud relacionados con el trabajo de oficina ha aumentado en gran media en los últimos años. Las reacciones negativas pueden ser fisiológicas, cognitivas, conductuales o emocionales y los síntomas van desde irritabilidad a la depresión, advirtió el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

Ahondó la dependencia federal que entre las afecciones más frecuentes está el estrés, considerado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) como la epidemia global. En México, 75% de la población señala su entorno laboral como el origen del estrés, y este afecta a 40% de trabajadores.

Sobre este panorama, el jefe de Prestaciones Médicas del IMSS en Hidalgo, el doctor Jesús Ángel Quintero Ramírez, señaló que “las enfermedades visuales se ubican en el segundo lugar de la lista, seguido por lesiones corporales y se debe a que las personas están sentados un gran lapso de tiempo,  afectando principalmente espalda, cuello, hombros y cintura”.

De igual manera se presentan problemas estomacales relacionados con el alto consumo de café y la mala alimentación, por lo que puede derivar en gastritis, colon irritable, cistitis, colitis, daño en la flora intestinal, sobrepeso y obesidad, entre otras enfermedades.

Entre los padecimientos menos comunes se encuentran gripe, cefaleas y migrañas y volverse workaholic (trabajador obsesivo), trastorno en donde la autoestima del individuo se basa en obtener logros laborales llevando a trabajar más de 12 horas al día.

Para prevenir estos malestares, el IMSS recomendó tener mobiliario adecuado en la oficina, que permita mantener una postura correcta. Si es posible combinar rutinas, algunos momentos a pie y otros sentado; además  de hacer en casa ejercicios que tonifiquen los músculos entre 30 o 40 minutos, mínimo tres veces a la semana.

También es importante mantener la oficina ventilada, limpias las superficies de mesas y escritorios, así como las computadoras y teléfonos de uso general. Lavarse frecuentemente las manos, y si se trabaja frente a la computadora durante tiempo prolongado es necesario contar con lentes que protejan la vista de la luz directa del monitor, o bien un protector de pantalla para evitar lastimar los ojos, indicó el especialista.

El IMSS en Hidalgo sugirió llevar a cabo revisiones y chequeos de manera periódica, además de tomar en cuenta las recomendaciones antes descritas, pues aunque el ser oficinista parece ser un trabajo sencillo, también es presa de diversos padecimientos.