Labor del gobernador no tiene partidos ni colores, dice Fayad

-Aclaró que su gobierno es de brazos abiertos para quienes quieran trabajar

-Compromiso es con las familias hidalguenses para mejorar calidad de vida

LLAMADO GENERAL

Alberto Quintana

Afirmó el gobernador Omar Fayad que tendrá los brazos abiertos para trabajar de manera coordinada con todos los municipios, sin importar colores o partidos políticos; lo más importante son las familias de Hidalgo, enfatizó.

Al presidir el segundo informe de la alcaldesa de Acaxochitlán, Rocío Sosa, el mandatario estatal destacó que seguirá recorriendo comunidades y pueblos indígenas de la entidad, con el objetivo de revisar personalmente los avances de proyectos ejecutados en cada región, así como garantizar el bienestar y desarrollo de las familias más vulnerables.

Subrayó que el gran objetivo de su labor como gobernador es dar resultados a la gente, trabajar de la mano con todos los partidos políticos y grupos parlamentarios para que a las familias hidalguenses les vaya mejor.

“En el gobierno del estado no escatimaremos esfuerzos para salvaguardar la integridad y seguridad de las familias de Acaxochitlán y de todo el estado, se mantendrá el trabajo para que la gente se sienta tranquila y en paz”.

Recordó que como parte del programa Acciones por la Inclusión Social de Prospera, durante este año entregaron en este municipio paquetes de estimulación temprana para mejorar la salud de menores, así como certificados de incorporación a familias que más lo necesitan.

Puntualizó que el reto es que más familias de las distintas zonas del estado mejoren sus condiciones de vida, para este año se incorporaron más de 2 mil 491 personas.

Ante cientos de habitantes del municipio, Omar Fayad refrendó su compromiso de continuar trabajando de manera estrecha con cada municipio.

Recordó que este trabajo es aplicado desde el primer día de su administración, ya que su prioridad es elevar la calidad de vida de las familias que habitan en los 84 municipios de la entidad.

Reiteró que en dos años de su administración logró captar las inversiones más altas en la historia de Hidalgo, al superar 33 mil millones de pesos.