Show

Juan José Herrera

Luego del “circo, maroma y teatro” presenciado por los hidalguenses al interior del Congreso local, queda en el aire la duda con respecto al rumbo que tomará la labor legislativa.

Por fortuna el pasado martes quienes continúan con algunas disputas, la más “tormentosa” es la presidencia de la Junta de Gobierno, pusieron en marcha la primera sesión del periodo ordinario, lo cual representó un avance.

Sin embargo, persiste entre la ciudadanía (y sobre todo entre quienes conocen un poco sobre el tema y los respectivos protocolos) la idea de que a la bancada del Movimiento Regeneración Nacional (Morena) le quedó grande el puesto.

Personajes como Humberto Veras, Roxana Montealegre y Corina Martínez, parecen no hallarse ante escenarios que requieren explicaciones jurídicas y legales, pues uno es médico, otra responsable del seguimiento a egresados y la última promotora de eventos culturales. Aunque sus profesiones por supuesto no deberían ser pretexto para no conocer a estas alturas cuáles son sus responsabilidades.

Cuestionado sobre el ambiente que perciben al interior de la LXIV Legislatura, un notable personaje del priismo compartió a quien escribe asuntos como las estratagemas utilizadas por los morenistas para; por ejemplo, dobletearse sueldos tanto en la UAEH como en el Congreso.

No hay impedimento siempre y cuando se ostenten como “catedráticos”, grado que seguramente ya confirió el Grupo Universidad a sus diputados, puesto que se les puede ver ahí también realizando labores aunque en ningún apartado de su página oficial refiere cuáles son sus encargos dentro de la máxima casa de estudios, pues desde que se fueron a campaña no se han actualizado, y que de igual forma incluiría a la exlideresa del sindicato del personal académico universitario, Lidia García, quien consiguió su curul en San Lázaro y de la que tampoco se conoce hasta el momento si ya presentó alguna iniciativa.

Asimismo, este “tricolor” de cepa confirmó lo que muchos analistas ya habíamos previsto: el nivel de debate por parte de Morena va a quedarse muy corto, pues no puede compararse con largas trayectorias políticas que ostentan no sólo varios de los priistas que llegaron a la actual Legislatura sino de las otras bancadas, donde de entrada ya “les dio hasta con la sartén” el panista Asael Hernández.

Hoy también se habla de la posible permuta de Veras Godoy (quien supuestamente está muy enfermo y podría enfermarse más) por el legislador que no es empleado del pueblo sino de sí mismo, Ricardo Baptista, cuya experiencia en el cambio de colores y chaquetas es por demás conocida.

Falta ver qué otro tipo de “espectáculos” estarán preparando nuestros legisladores del estado.

 

      Twitter: @juanjo_herrerap