Anticipa Mendoza el trabajo en materia de programas sociales

-De visita por Tula-Tepeji informó sobre tareas para la nueva coordinación de los apoyos

-Confirmó el todavía dirigente estatal de Morena que elevarán edad para recibir algunos

RECORRE MUNICIPIOS

Ángel Hernández

Este martes, en mesa de trabajo de carácter privado, el futuro coordinador de programas federales en Hidalgo, Abraham Mendoza Zenteno, quien asumirá este cargo a partir del primero de diciembre próximo, se reunió con alcaldes de la región Tula-Tepeji para informar la dinámica a seguir en cuanto a los 25 programas sociales estratégicos que se repartirán a las familias mexicanas en condición de vulnerabilidad.

Informó el actual dirigente estatal de Morena a ediles que se lleva a cabo el denominado Censo para el Bienestar, con el objetivo de que una vez que tome posesión Andrés Manuel López Obrador todo empiece a funcionar conforme lo planeado.

Expuso en entrevista que la reunión con los munícipes tuvo la finalidad de hacerles saber sobre el censo que ya se efectúa y decirles que, en la medida de sus posibilidades, los gobiernos municipales y delegados auxiliares de las comunidades deberán brindar facilidades para que esta tarea se lleve a cabo.

Dijo que para evitar malos entendidos o que alguien se haga pasar por censador o servidor de la nación para obtener datos confidenciales de las personas y darles un mal uso, los voluntarios que emplea la Coordinación de Programas Federales acuden a campo perfectamente identificados.

“Portan uniformes, desde gorra, hasta identificaciones, el objetivo es que no se dejen sorprender, además de evitar agresiones hacia los servidores (ante la reciente ola de linchamientos ocurridos en la entidad).

En el caso de la zona Tula, presentó al actual regidor de Morena, Eduardo Durán Laguna, como delegado y coordinador de los 25 programas; el asambleísta tulense será ayudado en su labor por 150 voluntarios que recabarán información de la población para hacerles llegar los beneficios federales.

Confirmó que en el caso del programa 65 y Más, la edad para ser beneficiario incrementará a 68, a excepción de las zonas indígenas.