CORINA MARTÍNEZ

Pareciera que la hoy diputada local no termina de entender a dónde llegó; muy deslucida puede verse a esta mujer otrora fuerte impulsora de la cultura, quien no tiene participaciones en el Congreso local. Martínez García quizá comprendió, tarde, que el papel de representante popular implica muchas cosas, más que sólo obedecer a patrones y a intereses que al final no resultan.