Indígenas presos en Cereso de  Ixmiquilpan

DELITOS

Hugo Cardón

Un total de 39 indígenas del Valle del Mezquital se encuentran internados en el Centro de Readaptación Social (Cereso) de Ixmiquilpan, mismos que llevan un proceso por diferentes delitos por los que fueron denunciados. 
De acuerdo con el último diagnóstico penitenciario de la Comisión de Derechos Humanos del Estado de Hidalgo (CDHEH), el Cereso de Ixmiquilpan tiene una sobrepoblación, ya que cuenta con un total de 137 presos. 
Del total de internos que se tienen en este centro penitenciario, el 28 por ciento (%) es de origen indígena, entre ellos Hñahñu y Náhuatl, quienes convergen en un mismo espacio -con otros presos que purgan alguna condena. 
Otro dato a destacar, es que de esta población 37 internos son Hhahñus provenientes de diferentes municipios de esta esta región del Valle del Mezquital, asimismo se cuenta sólo con dos indígenas Nahuatl provenientes de otras regiones del estado. 
Estos números han disminuido en comparación con el último semestre del 2017 donde se habían registrado un total de 44 internos indígenas, cinco más que este año. Estos números varían constantemente debido a que sus procesos son distintos. 
El año pasado registraron a un total de 39 hñahñus, tres totonacos y dos nahuatl, por esta razón, el Cereso de Ixmiquilpan es el segundo centro penitenciario con mayor  número de población indígena, sólo detrás del ubicado en Tenango de Doria.   
Cabe mencionar que actualmente existen un total de 316 personas de origen indígena en algunos de los 16 establecimientos penitenciarios del estado, lo que constituye el ocho por ciento  del total de la población en  reclusión.