Joaquín Gutiérrez, el zar del taxi

Carlos Camacho

Las investigaciones que lleva la Secretaría de Movilidad y Transporte, con relación a la forma en que fueron entregadas 933 concesiones del servicio público de transporte (especialmente taxis), desde el inicio de la presente administración, han derivado en la revocación de 44, 100 más están en proceso de ser revocadas y otras 300 siguen su curso de revisión.

Lo curioso es que, se informa extraoficialmente, que el principal beneficiario de este proceso que se realizó al final del gobierno de Francisco Olvera Ruiz, entre los meses de julio y septiembre de 2016, es el empresario Joaquín Gutiérrez García, quien no sólo cuenta con un considerable número de concesiones de taxis, sino que es el actual presidente del Consejo de Administración del Sistema de Transporte Masivo (mejor conocido como el Tuzobús) y junto con sus familiares ostenta más de la mitad de las 501 concesiones que otorgó el gobierno de Francisco Olvera Ruiz.

José Luis Guevara Muñoz, titular de la Secretaría de Movilidad y Transporte, ha dicho públicamente que hasta ahora se han revocado 144 concesiones, están en curso de revisión otras 300 y que, en un caso insólito, a sólo dos empresas se le otorgaron 53 concesiones y a familiares de los representantes de esas dos empresas se les benefició con otras 21.

Lo que se revela no es nuevo, sabido es que cada final de sexenio, incluso antes, el gobernante en turno “premia” a sus colaboradores con concesiones de taxi para “que se ayuden” en tiempos de “vacas flacas”, por eso se habla de políticos convertidos en magnates del transporte, prestanombres que hacen la misma función, mientras que a los verdaderos trabajadores del transporte se les sigue tratando como ciudadanos de segunda, sin posibilidad de contar algún día con una inalcanzable concesión.

Cierto es también que para revocar concesiones se requiere de la voluntad del titular de Poder Ejecutivo, al margen de quien sea el secretario del transporte.

 

  carlos_camacho2006@yahoo.com.mx