PRD adiós, Morena es lo de hoy

 Carlos Camacho

Hace unos días, Jesús Zambrano Grijalva, integrante del denominado grupo de “Los Chuchos” que controló al Partido de la Revolución Democrática, al menos durante una década, ha anunciado la defunción de ese instituto político, luego de los resultados electorales del pasado primero de julio.

Zambrano Grijalva junto con Jesús Ortega Martínez, líder del grupo Nueva Izquierda, dentro de las filas del PRD, armaron una estructura que coptó todos los espacios de relevancia en ese partido y fueron los encargados de llevarlo a la cúspide y al mismo tiempo a su muerte.

Especialmente, cuando se sumaron a los partidos políticos que aprobaron las reformas estructurales promovidas por el presidente Enrique Peña Nieto, los líderes perredistas calcularon que eso les traería réditos políticos en el futuro inmediato y que su alianza con el poder también traería beneficios personales.

Pero su debacle comenzó cuando se confrontaron con el que entonces fue su candidato presidencial, Andrés Manuel López Obrador, y con quien rompieron al considerar que juntos no avanzarían demasiado.

La desbandada de perredistas comenzó con el surgimiento del Movimiento Regeneración Nacional (Morena) creado por el tres veces candidato presidencial, y ahora presidente electo, Andrés Manuel López Obrador.

Muchos militantes del PRD que no simpatizaron con “Los Chuchos” se fueron a Morena y hoy se sienten más cómodos en ese partido, lo que ha provocado el anuncio de la declaración de muerte del PRD.

Ya, incluso, el grupo Galileo, en el que milita el senador Isidro Pedraza Chávez, comienza a sumar a otros grupos, antes antagónicos, como el que lidera la excandidata independiente, Margarita Zavala y su marido, el expresidente Felipe Calderón Hinojosa, y a grupos políticos, particularmente del norte del país, con el propósito de crear un nuevo partido, sumando las sobras del PRD.

 

carlos_camacho2006@yahoo.com.mx