Crece ola de violencia al suroeste de entidad

-Persisten las ejecuciones relacionadas con el control del huachicoleo

-Muere hombre de 38 años, quien recibió ráfaga en calle de Tezontepec

GRUPOS DELICTIVOS

Ángel Hernández

Un homicidio más se sumó a la interminable lista de muertes ocurridas en el municipio de Tezontepec de Aldama y presumiblemente relacionadas con la sustracción ilegal de hidrocarburo de ductos de Pemex.

La noche del martes un hombre de 38 años fue baleado y muerto en la calle Xóchitl de la cabecera municipal, el fallecido viajaba en un auto sedán color gris y de acuerdo con testigos fue ejecutado a tiros de grueso calibre desde una camioneta negra en movimiento.

Después del hecho, ocurrido en inmediaciones del panteón, la policía municipal desplegó un operativo de localización y aseguramiento de responsables, que resultó infructuoso.

Apenas el fin de semana este medio dio cuenta de que la ola de violencia regresó a la zona suroeste del estado, pues en menos de una semana fueron asesinados al menos cinco hombres en similares circunstancias en Tezontepec y Tula de Allende.

De hecho en este último municipio incluso, el pasado sábado, fue hallado el cuerpo de un hombre con visibles huellas de tortura y amarrado de los pies.

El homicidio más reciente ocurrido en territorio ocurrió en la colonia San Juan el sábado por la noche; varios desconocidos abrieron fuego contra un hombre de 38 años que fue identificado por las iniciales de J.S.A., cuyo cuerpo recibió al menos 20 impactos.

Al margen de los hechos, el pasado viernes poco después de las 22 horas, el propietario de un conocido centro nocturno ubicado sobre la carretera Tula-Refinería fue ejecutado por dos hombres, quienes dispararon contra la víctima en diversas ocasiones.