Con su venia

Juan José Herrera

En unos días seremos testigos de una intensa cruzada en internet que tiene como objetivo la reunificación del magisterio hidalguense, producto de negociaciones a escala nacional y derivadas de la reactivación política de la maestra Elba Esther Gordillo.

Son diversas las voces que plantean un escenario de pérdidas en Hidalgo para docentes inconformes no sólo con la mentada Reforma Educativa, sino también con el manejo de la dirigencia de la Sección XV del SNTE, a manos de Luis Enrique Morales, quien poco a poco se diluye aún más entre presiones y pago de compromisos que ya inició el gobierno federal entrante en todo el país.

No hay que olvidar que el profesor Moisés Jiménez, exlíder sindical (incondicional de la maestra), fue uno de los activos hidalguenses dentro de la campaña del hoy presidente López Obrador, quien en su momento asumió la labor de llevar a buen puerto las redes virtuales del entonces candidato, cargo obsequiado vía Fernando González Sánchez, yerno y operador de Gordillo.

Con dichos antecedentes comienzan a circular videos y demás grabaciones donde el mensaje es más que claro: el retorno a las grandes lides de Jiménez Sánchez, quien ocupará las ya consolidadas retículas de Maestros por México (MxM) y del partido político que consagró específicamente en Hidalgo (Podemos) para recuperar un imperio que la propia Historia no logró borrar.

Como un líder “vendido al gobierno” que representó además un “látigo” para los maestros, empieza Jiménez los embates contra quien ocupó la dirigencia nacional del SNTE, Juan Díaz de la Torre, para convencer a los agremiados de que el camino del “cambio” y la “renovación” no es otro más que él mismo.

Por ello para nadie resultaría entonces una sorpresa saber y entender que Jiménez Sánchez comenzó de manera formal su campaña rumbo a la cúpula nacional de un organismo que representa los vicios más arcaicos del priismo, ahora con otras siglas y… con la venia del señor presidente.

 

      Twitter: @juanjo_herrerap