¿Y la austeridad?  

Carlos Camacho

Apenas el primero de diciembre el presidente, Andrés Manuel López Obrador, fue reiterativo en su propósito de combatir la corrupción, la impunidad y en acabar con los privilegios de unos cuantos en detrimento de muchos mexicanos.

En la Cámara de Diputados parece que esos planteamientos pasaron de noche, pues los 500 legisladores federales recibirán el fin de año ingresos totales por 233 mil pesos, cada uno, a pesar de que en sus discursos el presidente de la Junta de Coordinación Política, el morenista Mario Delgado, propuso “una cámara austera y transparente, una auténtica caja de cristal que sea un ejemplo de transparencia para los otros Poderes”.

Pero no, los coordinadores de todas las bancadas representadas al seno de la Cámara Baja aprobaron darse su primer regalo de navidad, como citó el diario Reforma, en su portada de ayer.

El aguinaldo, una de sus prestaciones, quedará exenta de pago del Impuesto Sobre la Renta, mismo que cubrirá la Cámara de Diputados, con el dinero de todos los mexicanos.

Cada diputado recibirá un pago adicional por 38 mil 363 pesos, por concepto de Atención Ciudadana por fin de año.

Aparte otros 46 mil 834 pesos de aguinaldo, correspondientes a la parte proporcional de cuatro meses de trabajo. Si a eso se le agrega la dieta mensual de 74 mil pesos, más 45 mil 786 de Asistencia Legislativa y 28 mil 772 pesos de atención ciudadana, la suma total de ingresos será de 233 mil 755 pesos.

Con estos datos nos encontramos con que la propuesta del presidente de la Cuarta Transformación no está siendo atendida a cabalidad por los representantes del Poder Legislativo, que por ciento son mayoría de Morena en ambas Cámaras, de Diputados y de Senadores.

Por lo pronto, en Pachuca, decenas de personas de escasos recursos han acudido al Jardín del Arte, donde se están inscribiendo para recibir los apoyos prometidos por AMLO para los grupos vulnerables.