Finaliza operativo con el fallecimiento de un civil

-Marcaron alto militares a personas a bordo de vehículo que llevaban huachicol

-Por momentos, los enardecidos habitantes pidieron que los quemaran vivos

CRECE LA TENSIÓN

Ángel Hernández

Una persona fallecida, así como tres militares golpeados y retenidos por habitantes de la comunidad de Santa Ana Ahuehuepan, en Tula, arrojó como saldo la realización de un operativo contra el robo de hidrocarburos de Pemex efectuado la mañana de este domingo por fuerzas castrenses.

Los hechos se registraron luego de que elementos de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) detectaran a dos civiles que transportaban huachicol (combustible robado) a bordo de una camioneta, por lo que les marcaron el alto, orden que el conductor de la unidad no acató.

Por la desatención a la instrucción se inició una persecución, la cual culminó con detonaciones de arma de fuego de las fuerzas castrenses hacia los civiles; sin embargo, los militares no tiraron a matar, sino que accionaron sus armas de cargo contra el suelo y las llantas del automotor; sin embargo, un civil perdió la vida al ser impactado de rebote por una bala que le perforó la cabeza.

Familiares del hoy occiso refirieron que la escena se produjo frente a la familia del hombre que resultó muerto, situación que causó el enfado generalizado de la población, de inmediato se reunieron en el lugar unos 200 habitantes, quienes golpearon y amenazaron con quemar vivos a los responsables.

La advertencia y el descontento colectivo se mantuvieron durante un par de horas y hubo quien incitó a quemar a los uniformados vivos; no obstante, otro grupo de pobladores empleó la razón y finalmente rescataron a los militares para ser trasladados a una clínica de la propia localidad, hasta donde los inconformes se trasladaron y esperaron la llegada de alguien que se hiciera responsable por los hechos.

Instantes después arribó al sitio un mando militar, quien se comprometió a hacer valer la ley a cambio de la liberación de los soldados lesionados.