Identifica autoridad origen de llamadas

-Provienen los intentos de extorsión de un número celular al interior de un reclusorio de alta seguridad

NO DEJARSE ENGAÑAR

Redacción

Con relación a hechos de extorsión telefónica que recibieron comisariados ejidales de Tulancingo y Cuautepec, por parte de quienes se identificaron como presuntos integrantes de un cártel, el gobierno municipal de Tulancingo llamó a no dejarse sorprender y denunciar ese tipo de hechos delictivos al 089.

En las llamadas realizadas a comisariados se argumentó pacto con alcaldes para pedir cierta cantidad de dinero, además de que son coaccionados para trabajar con grupos delictivos.

Las personas son intimidadas al momento de dialogar con delincuentes, quienes a toda costa buscan una manera para obtener dinero fácil.

El número del que se llama es 77179 57429 y al tener esa referencia se contactó a autoridades del Centro de Investigación y Seguridad Nacional para el rastreo correspondiente, determinando que la llamada salió de un penal de alta seguridad del país.

El alcalde, Fernando Pérez, reiteró que no existe ningún pacto y llama especial atención que la amenaza telefónica se haya enfocado a comisariados ejidales.

En lo que compete a la llamada proveniente del penal, la investigación sigue su curso para llegar a los responsables, con la información que surja.

Señaló el edil que esta mecánica de extorsión telefónica se ha hecho presente en varias partes de la República Mexicana y en una gran mayoría las llamadas de grupos delincuenciales provienen de reclusorios.

Las formas usuales de extorsión telefónica son: engaño, amenaza y derecho de piso. En el engaño se informa a las personas que son acreedoras a un premio, condicionado su entrega al pago de alguna cantidad de dinero, a veces a través de tarjetas prepagadas de algún servicio.