Muchos partidos y una sola base: el magisterio

Carlos Camacho

Por lo menos en su origen el Partido Nueva Alianza, sin registro nacional pero con un nuevo registro local, ha presumido tener como base electoral al magisterio; a eso mismo le apuesta Elba Esther Gordillo Morales, quien a través de su yerno, Fernando González, ha anunciado la intención de crear un partido a partir de las Redes Sociales Progresistas (RDP), con las que apoyó la campaña presidencial de Andrés Manuel López Obrador; ahora, Luis Castro Obregón, expresidente del Panal, anunció que también intenta crear su instituto político a partir del Grupo Social Promotor de México.

La base de estos tres proyectos pretende ser la misma: el magisterio nacional, que histórica y mayoritariamente apoyó y votó por el PRI, pero tras la creación del Panal, la mayoría de fieles a Elba Esther Gordillo lo hicieron por otras opciones, menos el PRI.

Desde que AMLO comenzó (y quizá mucho antes) su lucha por la Presidencia de la República, muchos profesores “progresistas” encontraron en él y en su Movimiento Regeneración Nacional (Morena), el camino a sus aspiraciones y la ruta para desprenderse del partido al que durante años apoyaron más a fuerza que por voluntad propia.

RDO y el Grupo Social Promotor de México, son dos de las más de 50 asociaciones que buscan obtener su registro como partido político nacional, para participar en las elecciones federales de 2021 y posteriormente en 2024, cuando se votará de nuevo al Presidente de la República.

En Hidalgo el panorama no es ajeno, al amparo del magisterio o usándolo como argumento, Podemos, un nuevo partido político promovido por Moisés Jiménez y ahora Nueva Alianza, con Francisco Sinuhé Ramírez Oviedo, como su impulsor real, buscan ganar adeptos y lo hacen coqueteando con la base magisterial. El asunto es si lograrán su propósito o cómo fortalecerán sus bases electorales.

 

carlos_camacho2006@yahoo.com.mx