Viaje

Juan José Herrera

Pese a supuestas estrategias, operativos y acciones establecidas por la Semot a fin de mejorar el servicio de transporte público en Hidalgo, esta situación no sucede.

Por el contrario, son cada vez más las voces que se suman, desde la propia opinión de usuarios, respecto a vicios y desplantes ocurridos a diario por parte de transportistas.

Desde luego existen sectores que resultan aún más afectados por la negligencia de choferes, como revelaron a quien esto escribe personas mayores cuyos nombres quedan reservados para evitarles otro tipo de respuestas, pero lo cierto es que las quejas no se hacen esperar.

De entrada no hay en las famosas colectivas trabajadores del volante que respeten los descuentos que tocan al sector por ley.

“Ya fuimos al Inapam, ya nos quejamos ante la CDHEH, pero nadie hace nada”, exponen quejosos cuya necesidad de transporte público es inevitable.

A lo anterior hay que sumar actitudes por parte de unos cuantos choferes, que por cierto no son pocos, que prefieren pisar el acelerador con el fin de sacar sus cuentas ante la competencia, amén de quienes incluso fuman sin importarles en lo absoluto la salud del pasaje, o quienes “de verdad apestan”.

Saturaciones en rutas, malos modos y tratos, lenguaje soez y falta de aseo tanto personal como de unidades son el “pan nuestro de cada día”, con lo cual el transporte de Hidalgo sigue siendo uno muy sui generis, ante la imposibilidad de educar y crear conciencia.

Entre otras cosas, el artículo vigésimo de la Ley Federal de los Derechos de las Personas Adultas Mayores obliga a garantizar que permisionarios del transporte público ofrezcan desde tarifas preferenciales (descuentos que nadie respeta) hasta equipamiento adecuado para su seguridad y comodidad, situaciones que tampoco suceden.

En resumen, urge tomar en serio a estas voces, quizá con multas ejemplares y retiro de concesiones a quienes no acaten disposiciones; urge atender el tema; urgentes soluciones hacen falta, antes de que el problema crezca y derive en resultados fatídicos; pensemos de entrada que todos vamos en el mismo viaje: hacia la vejez… y ésta debe ser digna desde el ahora.

Hoy por cierto hay un foro sobre el tema.

 

      Twitter: @juanjo_herrerap